15 nov. 2009

1999-2009 10 AÑOS DE MÚSICA CHILENA

Hace 10 años Cristián Fiebre promocionaba el mejor disco local de 1999 "Mujer Elefante", probablemente una de las mayores -y más desapercibidas- obras del rock chileno. Aunque antes de partir a México, contratado por Gustavo Santaolalla, el chileno ganó más presencia, comenzaron las apuestas y expectativas frente a lo que sería su internacionalización. Puntualmente Fiebre apareció en la banda sonora de la película "Amores Perros" y se marchó a España porque no resistió la presión para grabar un tercer álbum, el primero para el sello Surco de Santaolalla, filial de la multinacional Universal. Ahí termino y se olvido una de las mejores historias de la música chilena reciente, y fue el punto de partida para una década que vendría a la baja.
Revista Rock&Pop en su portada en la edición de diciembre tenía a Álvaro Henríquez, Quique Neira, Javiera Parra, Anton Reisenegger, Eddie Pistolas y Nicole. Ese fue el último número de la publicación, y meses más tarde Henríquez anunció la separación de Los Tres, Neira se retira de Gondwana, Reinsenegger se lleva Criminal a Alemania, Pánico se va con contrato discográfico a Francia y Nicole emigra a México sin futuro concreto. Y en parelelo Lucybell perdió a 2 de sus miembros originales, Zaturno deja Tiro de Gracia, se cerró al Canal2, se vendió la 94.1 a un nuevo consorcio y desaparece del papel revista Extravaganza, Subte y Zona de Contacto.
El declive lo anunciaba el diario El Mercurio. Según cifras entregadas por la SCD la participación de la música chilena había disminuido de un 27,9 del año '95 a 20,2 en 1999. Y comparativamente el disco de rock local más vendido entre los años 1994 y 1996 fue "Los Tres Unplugged" con 160 mil unidades, mientras que el mayor éxito entre 1997 y 1999 fue "Ser Humano" de Tiro de Gracia con 64 mil (cifras registradas hasta julio de 1999, por lo que han variado hasta la fecha). De hecho luego de este artículo Gondwana y Joe Vasconcellos triplicaron sus cifras convirtiéndose en dos de los mayores fenómenos de la música local de esta década con el disco "Vivo" y "Alabanza" respectivamente.
Y aunque muchos dudaron de lo que era La Ley en México fue con el disco "Uno" cuando el grupo sobrepasó las dudas con un progresivo reconocimiento internacional, que los transformó en la banda chilena más exitosa en el exterior desde Los Ángeles Negros. Y detrás de esa ruta partieron al DF; La Sociedad, Los Tres, Douglas, Lucybell, Fiebre, Nicole, Los Tetas, Luna In Caelo, con distintas oportunidades, logros y finales. Y posteriormente se radican también en el exterior Illapu, Myriam Hernández, Jorge González y Alberto Plaza.
En plena elección presidencial Supernova, Makiza y Saiko sonaban como las nuevas apuestas de la música local. Y entre los aciertos radiales Glup!, Canal Magdalena, De Saloon, Mamma Soul y La Pozze Latina.
Y se separaron Los Tetas, La Pozze Latina, La Sociedad, Supernova, Makiza, Santo Barrio, Solar, Los Tres y Nicole se quedo sin sello tras el cierre del sello Maverick (después que los ejecutivos de Madonna pagaran una millonaria cifra por el contrato que retenía a la chilena con el sello BMG). Pero se reencontraron Electrodomésticos con uno de los mejores discos de la década "La Nueva Canción Chilena" y Los Prisioneros, protagonizando el momento más importante de una banda chilena en nuestro país, con 2 funciones repletas en el Estadio Nacional. Pese a que todo lo que vino después es una etapa triste y olvidable del grupo liderado por Jorge González.
La Ley ganó el primer Grammy que ha recibido un artista chileno, un influyente galardón para la esfera discográfica internacional que claramente fue la punta de lanza para su mejor momento continental con el álbum Unplugged (2001), que hasta les devolvió el reconocimiento y popularidad en Chile. Mientras en Chile Javiera (Parra) & Los Imposibles resuelve como un acierto su disco de covers "AM", uno de los discos chilenos más vendidos de la última década, tras María José Quintanilla (el mayor descubrimiento del programa busca talentos Rojo: Fama Contra Fama) y la banda de sonido 31Minutos, el mayor fenómeno de la TV local de los últimos años.
Y de los errores de Supernova y Stereo3 (factura de C.Heyne y k.Stambuk) se aprendió para la creación y desarrollo de Ciao (producidos por Claudio Quiñones) y posteriomente Kudai (producidos por Gustavo Pinochet) el mayor producto pop que ha exportado la música chilena en los últimos 5 años, aunque el grupo finaliza la temporada disueltos.
Mientras que desde la independencia y autogestión grupos como Los Mox, Weichafe, Mecánica Popular, Los Bunkers, La Floripondio, Chico Trujillo, De Saloon, Sinergia, superan el promedio y se convierten en llamativos nuevos aciertos. Lucybell y Chancho en Piedra reconfirman su éxito y logran el recambio generacional de sus seguidores. Aunque probablemente los momentos más interesantes los reporto la nueva escena independiente, el sello QuemaSuCabeza de Congelador con los lanzamientos del compilado "Panorama Neutral", "Gepinto" de Gepe y "Esquemas Juveniles" de Javiera Mena. Además el trabajo solista de Manuel García en el folk, el pop rock de Leo Quinteros, Francisca Valenzuela, y el nuevo hip-hop de Anita Tijoux, Colectivo Etéreo, Hermanos Brothers, DJ Raff, CHC, Bitman & Roban y Como Asesinar a Felipes. Y aunque se separaron Teleradio Donoso y Jirafa Ardiendo fueron 2 buenas bandas de pop rock capitalino, pero ningún grupo pop superó el número de hits radiales que logró Glup! del ahora solista Koko Stambuk, uno de los compositores locales de mayor éxito junto a Daniel Guerrero (ex La Sociedad) y el productor Cristián Heyne (Shogun).
La extinción de la industria discográfica local cambió los formatos de trabajo. Internet provocó un movimiento de plataformas. Un universo digital y una revolución tecnológica que todavía se está descubriendo pero que ha permitido entender que la buena música se impone por si sola. Los discos físicos pasaron a ser objetos de colección, las radios un medio cada vez menos influyente, los diarios un papel más y los conciertos en vivo el principal negocio para el mundo musical. Los medios oficiales de los grupos y solistas están en Internet, y gran parte del público que está interesado y consume navega en la red, pero aún no es suficiente o el menos aún persiste una barrera cultural que separa la sobrevaloración de la música NO chilena a la de los artistas chilenos, que salvo de ejemplos como La Noche no tiene mayor repercusión popular. Y existe un total desinterés por reconocer, por ejemplo, lo que es la actividad y el éxito de Myriam Hernández (única chilena en el Billboard), Gondwana (la banda chilena residente que más toca en el exterior) o observar la vigencia de Joe Vasconcellos (que aunque no sale en prensa ni suena en radios no ha dejado de tocar por Chile), Chancho en Piedra (único grupo de rock local residente que permanece en sello multinacional), De Saloon (la banda chilena favorita de los adolescentes) o retratar lo que está pasando con nuevas bandas como Shamanes o Movimiento Original entre los jóvenes. Que Francisca Valenzuela es la figura más exportable de la nueva música local y que Javiera Mena es la artista indie de mejor proyección internacional. Pero para su ventaja estas nuevas generaciones entendieron hace rato que su mejor herramienta de emancipación está en la red con sus propios canales de difusión y contacto como Myspace. Lo demás llegará por si solo pero primero hay que encontrar y comprometer a los interesados.
La promoción actual está en medios alternativos que surgen en la red, de link en link. Ya no se premian discos de Oro porque pocos venden más de 3 mil copias (7.500 unidades vendidas para la categoría Oro) y en la capital chilena, Santiago, no hay más de 10 salas disponibles para conciertos (Sala SCD Bellavista, Sala SCD Plaza Vespucio, Sala Master, Centro Arte Alameda, Cine Arte Normandie, La Batuta, Matucana100, Teatro Novedades, Teatro Teletón, Teatro Oriente, Teatro Caupolicán y Estadio Víctor Jara, con capacidades que van de los 120 a 4 mil personas).
En 10 años el recambio musical ha sido importante, muchas nuevas y buenas propuestas, pero claramente los grupos que se mantienen en el circuito trabajando cumplen a los 15 años en el mercado. La diferencia es que un artista nuevo hoy tiene las mismas opciones de difusión que un grupo o solista de 20 años de trayectoria. Los medios de prensa son los mismos, la mayoría de los periodistas de música también, pero no hay tanto espacio en los medios de comunicación tradicionales para alcanzar a difundir todo lo que está haciendo, y se pasan por el lado singles, presentaciones en vivo y mucha música que se está produciendo al fin del mundo, y con Internet no es necesario moverse de casa para alcanzar a darse cuenta de la mucha buena música que nos estamos perdiendo.
LINKs