24 abr. 2016

La Ley, Adaptación - Renovarse y ser

La Ley (Warner Music 2016) 
El mayor desafío de la música popular es la trascendencia, un resultado atemporal que no depende de las ventas, críticas o un Grammy. Tal vez es esa música que veinte años después sigue sonando mejor, marcó etapas o ha sido capaz de retratar un proceso, una relevancia artística que no tiene que ver mucho con lo que se conoce como éxito. El nuevo disco de La Ley probablemente carece de ambas dimensiones sin embargo recupera el color perdido en su antecesor publicado hace 13 años. 

Un grupo que con más de 27 años de historia (ocho fuera de los escenarios) se reinstala en la escena latinoamericana dignamente con 'Adaptación' un disco que se acomoda al pop más reciente (Maroon5, Phoneix, The Killers) y consigue superar al menos sus últimos registros (el álbum Libertad, los temas inéditos del compilatorio Historia... y los discos solistas del cantante Beto Cuevas). Esto es pop en gran formato, suena de primer nivel y se nota ambición en los arreglos, toques de electrónica y soul, con la voluntad de cambiar algo. 

La canción 'Soul Chauffer' demuestra que La Ley todavía puede proponer y desafiarse así mismos como un trío de guitarra, voz y batería, reafirma que se necesitan mutuamente para hacer música.  Así 'Tú No' tiene ese perfume radial que se extrañaba del grupo, en el costado más elegante del pop latinoamericano, junto con la titular 'Adaptación' en los mejores logros del álbum.

De no ser por las letras este pudo ser un mucho mejor disco, las ideas musicales y la formula pop merecían textos a mayor altura que clichés del tipo manual de autoayuda, más aún cuando se trata de un grupo en etapa madura. Pocas probabilidades de trascendencia para 'Adaptación' pero justifica el regreso de La Ley a los escenarios, una banda que en vivo es de marca mayor, que está por sobre el promedio continental y que por casi tres décadas ha sabido adaptarse.