19 mar. 2008

EL NEGOCIO DE LA MÚSICA SIGUE

Once años después del escalofríante "All Mine" Portishead vuelve con "Third" el 28 de abril.
"Intentan convencernos de que ahora los artistas sacan más dinero con el directo, pero eso no es necesariamente cierto -muchos están muertos o bien no quieren o no pueden actuar- y nos está empujando a entrar en el management, que quizás no debería ser nuestro territorio. Los fabricantes de aparatos, los proveedores de Internet y las telefónicas no paran de engordar mientras nosotros nos hundimos" dice un ejecutivo discográfico en el extenso reportaje que publicó hoy el diario El País, España. El reportaje "Barra Libre de Música por 64 euros" (unos 100 dólares) habla de la gestión que realiza Apple con las multinacionales para ofrecer a cambio de un canon a sus clientes acceso ilimitado a los catalogos de EMI, Universal, SonyBmg y Warner Music. Medida que se contrapone a la oferta de Nokia que sólo ofrece el acceso completo al repertorio del sello Universal (Nirvana, Elton John, Bjork, U2, Pink Floyd, entre otros).
Por ahora la venta digital aún no supera ni empata los ingresos de las fonográficas que aún reciben por la venta de discos en formato tradicional (sin embargo los mexicanos de Belanova ya han quintuplicado las ventas en formato digital), aunque el negocio apunta al desarrollo de nuevas formas de distribución como la venta telefónica (activa en Japón) y la baja de precios de productos en tiendas de USA, Europa y Latinoamérica, a excepción de Chile donde suben los precios de los discos ($12.000 para un disco nuevo de una figura internacional) y los valores de tickets de conciertos (que superan los $20.000 para un acceso popular).
Un ejemplo, el disco de Amy Winhouse cuesta $10.900 en Chile, y traspasando valores el mismo álbum cuesta $4.800 en USA y $5.500 en Argentina, apróximadamente. Sólo comparable con Francia donde "Back to Black" costaría $10.200 pesos chilenos. O el mismo recital de Bryan Adams que verán los argentinos por valores entre los $12.300 y $41.230 (chilenos), en Santiago cuesta el doble (desde 19 mil a 85 mil pesos). Sólo comparable con el valor del ticket para su concierto de Paris en septiembre próximo (78 mil pesos).
La cafetería Starbucks a través de su sello Hear Music (que ha publicado nuevos discos de Joni Mitchell y Paul McCartney) vendío casí 4 millones y medio de discos durante el 2007 en Estados Unidos, apuntando a un perfil especifico de consumidores clientes. Pero el intercambio con algunas multinacionales ha provocado sospechas y algunos reclamos de sus más exclusivos clientes que ahora deben buscar el disco de duetos de Ray Charles junto al más reciente álbum de Alicia Keys y James Blunt. Mientras que la etiqueta discografía de la conocida cafeteria publicará nuevas figuras de la música popular para acercarse a un público más joven, pero selecto.
Y en Chile el sello Oveja Negra, de la SCD (Sociedad del Derecho de Autor) anunció la publicación de 30 nuevos discos para este año, con nuevos lanzamientos de La Mano Ajena, Jirafa Ardiendo y Legua York, entre otros. Pero, ¿y qué pasa con archivos históricos de la música nacional descatalogados y desconocidos por las multinacionales? Creo que la SCD tiene una misión pendiente con el trabajo patrimonial y reinserción de mucha música popular aniquilida por la gran industria de los años 90's.
Aunque el negocio del compacto tenga una clara tendencia a la baja las compañias confían en poder remontar cifras con los próximos lanzamientos de Coldplay "Viva la Vida", Madonna "Hard Candy", la soprano Sarah Brightman, el latino Luis Miguel y los alternativos Portishead, entre otros. Por Chile, se graban nuevos discos de Los Bunkers, Los Tres y Chancho en Piedra, bandas que firmemente superan las 10 mil copias por álbum.
Claudio Ruíz dió una estupenda mirada a la apuesta de NIN con su nuevo álbum. El artículo "La Magia del Licenciamiento" analiza la apuesta comercial de la banda de Trent Reznor que ha decidido distribuir digitalmente su disco "Ghots I-IV". "Lo que ha hecho Nine Inch Nails no es sino un paso más allá de lo ya experimentado en el archi comentado lanzamiento del In Rainbows de Radiohead y los últimos videos lanzados por REM. Lo que podemos apreciar es un movimiento audaz y lúcido de músicos que hace rato dejaron de navegar en las aguas del underground y que están todavía más lejos de ser simples amateurs con ansias de promoción". Algo que Canal.cl también había considerado hace unos días.
Y les recomiendo leer el artículo de Marcos Moraga en LND donde revisa el actual escenario de discusión en el que navega la nueva ley de propiedad intelectual donde todas las partes tienen mucho que decir y defender. Y aunque no me citaron varias de las informaciones que están ahí fueron tomadas de mi blog (si lo duda puede revisar mi pauta de temas desde diciembre pasado en archivos). Pero aquí nadie está para ganarse condecoraciones sino que la idea es movilizar opiniones y dejar temas en la pauta, si esto se cumple mi misión está más que cumplida, aunque no del todo realizada, así que seguire insistiendo.