22 nov. 2017

Mon Laferte, sueño de una noche en Barcelona

Martes, 7  de la tarde y centenares de personas hacen fila para entrar al primer concierto de la cantante nacional en Barcelona, el segundo en España tras su debut en Madrid. Se oyen expresiones chilenas, mexicanas, voces catalanas y otras banderas, muchos latinos fanáticos de Mon Laferte, alrededor de 500 personas llegaron a presenciar este concierto en sala 2 de Razzmatazz, un clásico de Catalunya. Y la espera se hizo aún más agradable con el artista invitado Joséan Log y un CD que incluyó canciones de Chico Trujillo, Gondwana y Joe Vasconcellos. Mientras a la misma hora y en la misma ciudad actuaban Lila Downs y Carla Morrison, mexicanas con quien además la chilena ha compartido escenario y público, para algunos  fue una decisión difícil decidir por cuál optar. Aunque cuando aparece Mon Laferte está todo resuelto y se confirma porque teníamos que estar ahí. La figura es fascinante, todo lo que hace, cuando sonríe y cómo explota sus cuerda vocales. Puede cantar lo que quiera. Aquí transita del sonido mexicano (ranchera) hasta el bolero de puerto (la denominada canción cebolla chilena), ska y bailanta argentina aunque siempre con guiños al rock y blues, su voz se lo permite y lo demás es solo parte de un concepto, aunque a ratos se diversifica más de la cuenta. Porque algo es incuestionable, el mayor impacto es en sus baladas 'Amor Completo', 'Mi Buen Amor' y por supuesto 'Tu Falta de Querer' con el dramatismo y la potencia vocal que la ha dado a conocer. Por supuesto que también encienden 'Amárrame' y 'No te fumes mi mariguana' en la versión más latina de la misma cantante. Lo interesante es que ella siempre está por sobre sus canciones, su impecable banda tiene la difícil misión de estar acompañando a una estrella y no hay piruetas instrumentales o arreglos que desvíen las miradas de Mon, incluso cuando se apagan las luces su silueta sigue siendo el centro de la escenografía, y de todo. Mientras a otro lado del Atlántico llena recintos para 10 mil y más personas acabamos de ver en, sino la última una de, los show más íntimos de una estrella a gran escala. Una noche con la que todo artista y un fanático sueña.