18 jun. 2011

Russian Red, Guapa y cool "pero" de derecha

La cantautora "indie" del momento en España Russian Red declaró que políticamente se siente de "derechas" provocando un caluroso debate online y extensos análisis en la prensa musical. Y en la cada vez más influyente web Jenesaispop se preguntan "¿Ya no tiene asegurado Fuerteventura un lugar en la lista de mejores discos del año como hace unas semanas? ". A sus 24 años la solista lanzó su mejor comentado álbum, alcanza el número 2 en ventas con un disco "indie" y desata un debate histórico sobre lo que los artistas no pueden identificarse con la Derecha política. 

"Vivo de los conciertos y los derechos de autor, no de los discos" dice Russian Red (nacida como Lourdes Hernández en Madrid, 1986). La chica presenta actualmente su segundo LP 'Fuerteventura' destacado como uno de los más recomendables lanzamientos del pop español, con canciones en inglés.  Se le compara con Feist, Joanna Newsom y Cat Power, está presente en los principales carteleras del viejo continente y es el nuevo capricho de las radios femeninas en Chile. 

Para Jenesaispop es disco es "pop, sencillo, directo, sincero… sin envoltorios pomposos que confundan acerca de su contenido" y MondoSonoro define como "un disco que supera las expectativas y que deja casi en anécdota aquel primer trabajo". 

Pero los elogios quedaron esta semana de lado para incendiar la pauta de los diarios locales tras la entrevista a la revista Marie Claire donde Russian Red  responde a la pregunta ¿izquierdas o derechas?; "Si me tengo que decantar, derechas". Y en las reacciones más sutiles que recibió la tildan de "facha". 

El columinista de El País Diego A.Manrique "Lo chocante es pensar que esa pregunta no hubiera tenido cabida en los medios musicales. Que parten de un sobrentendido: la política no mola y, en último caso, aquí todos somos sentimentalmente zurdos" mientras que el  músico Nacho Vegas es bastante más despectivo "En realidad, no me extraña tanto que Lourdes sea de derechas porque creo que su intención es solo hacer canciones bonitas" (declaraciones)

Y la cantautora se defiende "Me parece evidente la carencia total de contenido político que hay en mi música. El único indicio de moralidad que aparece en mis canciones es la importancia que tienen en mi vida las relaciones personales" pero para muchos usuarios de Internet la explicación está demás y su polémica continúa.  "He recibido mucha agresividad y poco respeto desde que hice está escuetísima declaración, y la conclusión que saco de todo esto es que existe una totalitarización de la opinión pública que poco se acerca a los ideales de una sociedad progresista" (entrevista)

"El torbellino sobre Russian Red ha desatado intolerancias y posturas maniqueas. Se decreta: No puede haber modernos de derecha. No pueden ser creativos los de derecha. El paro sólo afecta a los de izquierda. Bah. ¿Qué imagen tenían estas personas de la chica?" dice el columnista Victor Amaya en Intereconomía

"En el sentido reivindicativo, la música ha muerto. Es curioso que las revistas de música tengan que sacar cada poco tiempo a Dylan o Lennon como bandera en la portada, cuando muchas de las causas que defendían ya están superadas. La insatisfacción que ellos defendieron ahora se está revirtiendo hacia las promesas incumplidas de la izquierda" dice Pablo Gutiérrez, profesor de la Universidad CEU San Pablo al diario La Razón

Pero la discusión puede ser aún mayor, los posteos absolutistas en Jenesaispop demuestran la cortina ideológica que para algunos sigue siendo importante cultivar en tiempos donde ni los partidos pueden sostener sus ideales. Y en circunstancias donde declararse de "derechas" en un círculo "del arte" adjudicado por quienes se definen de izquierda se entiende más como una forma de quebrantar e incomodar a los más reticentes a que esto sea una jugada con transfondo partidista. 

¿Y es esto un debate sobre música? No, es más bien el estallido de una prensa musical a la que le interesa mitificar figuras y encasillarlas en un sistema; indie o no indie, alternativo o pop, izquierda o derecha, definiciones que en los últimos 30 años han visto como diluyen su concepto original. 


"LA DERECHA EN LA MÚSICA CHILENA"

Existe el antecedente que para elección de 1970 los movimientos musicales se encontraban absolutamente divididos; Por un lado la fracción izquierda de la Nueva Canción Chilena comprometida con La Unidad Popular, mientras músicos como Vicente Bianchi y Pedro Messone apoyaban al candidato DC Radomiro Tomic y el grupo Los Bric a Brac había compuesto temas para la campaña del candidato de derecha Jorge Alessandri como 'Señor, usted será mi Presidente'  (relata el documento sobre el uso político de la música popular en Chile). En la biografía oficial de Los Bric a Brac señalan que las diferencias políticas fueron una de las principales causas del quiebre tras la campaña de Alessandri. Del grupo quedaron hits como 'Te Prometo Cambiar' (1967) y 'Pasan sin Mirar' (1971). 

Lo de músicos de izquierda o derecha no es un debate muy lejano en Chile, desde la Nueva Canción Chilena (60's) y Canto Nuevo (70's y 80's) con un definido rol social y político en su respectivo contexto protagonizado por grupos fundamentales de la música chilena como Inti-Illimani, Patricio Manns y Quilapayún, movimiento que terminó con su principal representante Víctor Jara asesinado y grandes grupos en el exilio tras el Golpe de Estado de 1973. Y desde entonces la música (o mejor dicho, los músicos) de Chile se dividieron entre los que formarían parte del sistema Pinochetista y quienes harían la contracultura en la clandestinidad. Fue aquí donde una gran mayoría de artistas de centro o derecha tomaron distancia de la política mientras unos cuantos se acomodaron. 

El grupo folclórico Los Huasos Quincheros son el mayor simbolo de esa cruzada, su líder Benjamin Mackenna asumió el rol de "asesor cultural" lo que favoreció a su banda por los próximos 17 años hasta el retorno de la Democracia, y aunque si bien siguen activos y se reconoce su legado musical para muchos representan la banda sonora del terror de aquellos años. 

Otros que tomaron partido fueron los ex integrantes de Los Bric a Brac; Antonio Zabaleta (Los Red Juniors), Paz Undurraga (Las Cuatro Brujas) y Enrique "Chino" Urquidi (Los Cuatro Cuartos) que tras el Golpe de Estado formaron un grupo vocal que publicó el sencillo 'Mi General' y de cara B 'Alborada' en apoyo a la Junta Militar.  

También desde el género del neofolclore La Cuatro Brujas, Pedro Messone, Ginette Acevedo (más info), el director de orquesta Horacio Saavedra y Gloria Simonetti manifestaban abiertamente su adhesión al régimen, aunque la mayoría hoy lo reniega o evitar hablar del tema. "Yo he cantado para todos los gobiernos y se me ha pagado por mis servicios" dijo Simonetti al presentar su nuevo disco hace unos días.  

Así como algunos músicos que participaron en  1977 en el encuentro de Chacarillas frente al mismo Pinochet;  Roberto Viking Valdés, Carlos alegría y José Alfredo Fuentes, al contrario de Fernando Ubiergo quien rechazó 3 invitaciones de Pinochet para almorzar. 

Y quienes actuaron en la Campaña del Si a Pinochet en el plebiscito de 1988; Patricia Maldonado, Antonio Zabaleta, Pedro Messone y Benjamín Mackenna (Los Huasos Quincheros). También se habían declarado como partidarios Ginette Acevedo, Alejandra Alamo (quien interpretó el tema central de La Madrastra), Pachuco y Willy Bascuñán. Pero Maldonado junto a Messone fueron los únicos "rostros" de la Franja del Sí que asistieron al funeral de Pinochet en diciembre del 2006. Es de pensar entonces que muchos actuaron por conveniencia o se arrepintieron de haber formado parte de la franja. 

Aunque ciertamente su música no era estrictamente política, el pop, balada y folclore de la época hablaba de amor y sueños de vida, aunque con un lenguaje conservador y melodía tradicional lo también que se puede entender como un "uso" político. Así como muchas adaptaciones de éxitos anglos en voces de "promesas" como Rodolfo Navech y Patricia Frias, que tras el triunfo de la Alianza de Oposición (Concertación) se desvanecieron en la indiferencia.  

Patricia Maldonado, cantante y actual panelista de TV dice "Para meterse en política hay que ser de izquierda, eso da caché, viste, da personalidad ser de izquierda y sobretodo cantar canciones protesta. Casi todos cobran en dólares".  

Ya llegada la Democracia Alvaro Scaramelli, Panzer y Tumulto participaron en la campaña del candidato de derecha Hernan Büchi en 1990 "Hasta hoy me pasan la cuenta por actuar para Büchi" dice el ex Cinema en conversación con Radio Cooperativa. "A mí se me trataba de ocultar, como que siempre yo estaba ausente de todo tipo de historia, no aparecía cuando se hacía la historia de los 80, cuando se hacían recopilaciones de discos" acusa Scaramelli quien cuenta que se sentía interpretado por la derecha pero que hoy no tiene color político. 

"Me acuerdo que una vez tocamos para el Büchi. Nos metimos por plata" y tras los reclamos "Yo dije, bueno el cartel no dice Tumulto está con Buchi, sino que dice Buchi está con el rock, era él el que se involucró con nosotros" dice Poncho Vergara de Tumulto (El Cuervo). 

Después de las vapuleadas experiencias de Scaramelli y algunos desaparecidos colegas de la música, las campañas de la denominada "centro derecha" dejo de contar con apoyos públicos de figuras públicas, a excepción de algunos animadores y rostros de TV. Aunque con el desarrollo de la democracia, 20 años después, miembros de la cultura como los escritores Jorge Edwards y Roberto Ampuero, los pintores Benito Rojo y Gonzalo Cienfuegos y actores como Valetina Vargas y Luis Gnecco se sumaron a la campaña del actual presidente Sebastián Piñera,  pero de músicos no se supo. 

La periodista especializada en Música Popular Marisol García ha publicado un par de columnas argumentando que la historia musical de Vicente Bianchi merece el premio Nacional de la Música, y que su filiación política a la derecha ha sido -tal vez- su piedra de tope (Premio Nacional de la músicaEl Guerrillero de la Canción). Y en el 2010 tras el polémico premio el músico declaró a El Mercurio "Muy desilusionado. Era la decimocuarta vez que me postulaban. Ni siquiera es el tema económico. Es una frustración no llegar a un premio que al final lo están pidiendo otros para mí. Pero le advierto que yo sigo trabajando" a sus 91 años (y más dijo en The Clinic). 

En 1998 la cantante Myriam Hernandez  apoyó al candidato de la Alianza por Chile Joaquín Lavín  "Lo conozco personalmente, él me invitó a participar en su campaña y acepté gustosa. Es una opción como ciudadana elegir libremente" (El Mercurio). Elección donde un centenar de artistas (músicos, actores, poetas, escritores) respaldaron al candidato de la Concertación Ricardo Lagos. 

Por su parte Américo quien cantó en el evento de cierre de campaña de Sebastián Piñera en el 2009 toma distancia del actual presidente “Si me pagan, trabajaría con cualquier candidato”. Y agregó "Nosotros tenemos que aprovecharnos de eso, de las candidaturas y de las elecciones para poder hacer más shows. Mientras yo no diga públicamente mi preferencia política todo está bien" en entrevista con The Clinic. También Los Charros de la Comuna de Lumaco  actuaron en la campaña aunque señalaron que fueron contratados como show. 

Y claro, como dijo el actor y actual ministro de Cultura del gobierno de la Alianza Luciano Cruz Cocke "No es sexy estar con la derecha". 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario