14 may. 2011

10 Años de Sello Azul ¿Quién va a celebrar?

El Sello Azul cumple 10 años desde su primera convocatoria. La primera etiqueta discográfica de la SCD apareció el año 2001 como una opción para grupos emergentes que buscaban oportunidad en el medio. A la fecha han pasado 71 discos pero pocos proyectos ganadores persisten en una escena donde tener un sello no garantiza nada. 

Cantidad no es necesariamente calidad ni tampoco es una señal de que se está aportando en algo. Porque si es un mérito invertir y lanzar 66 discos nuevos al mercado (descartando compilados) es que tenemos dos visiones muy distintas de como construir escena. Insisto que en este país, como una visión muy gubernamental de la cultura, todo se analiza en números y poco se considera el aporte y marca de un proyecto. Y aunque el objetivo del Sello Azul no es el lucro (depende de la Fundación Música de Chile, SCD y concede el 50% de las regalías a los artistas) igual hay una inversión que en algún punto se debe evaluar. 

Para algunos liquidar las primeras 500 copias puede ser un éxito y meta cumplida, sin embargo la visión debe estar en cuánto aportó la firma del sello en el crecimiento que pudo haber tenido el solista o grupo ganador ¿Es Sello Azul un puente de lanzamiento para nuevos talentos o sólo una fábrica de CD´s que cumple con alguna promoción

Hasta ahora el lanzamiento más visible de Sello Azul ha sido Sinergia, que tras varios años de trabajo en el underground y Escuelas de Rock logró un acierto radial con 'Mujer Robusta'  (grabado originalmente en el 2001 y reeditado por Sello Azul 2002) que se convirtió en su carta de presentación y hasta ahora suman varios hitos musicales como uno de los grupos más activos del Rock Chileno actual. Pero ¿qué tanta participación tuvo el sello en el efecto de la canción? Porque mientas Sinergia se convertía en su banda ancla otros discos de su generación pasaban al olvido. 

Han pasado por Sello Azul grupos como Polter, Sónica, Inestable, Delisse, Claudio Carrizo, Katty Ravlic, FunkReal, Claudio Quiñonez, Cholomandinga, Golem, Mal de Chagas, K-Reena,  MDN, Mawashi, Johanna Rezzio, Miss Garrison, el trío vocal Alma, Pato Herranz, Alamedas (ex Solar) y Eric (el rubio desaliñado que representó a Chile en el Festival de Viña 2011) entre otros seleccionados que quedaron donde mismo. Y han destacado discos de artistas con trayectoria como Andrea Tessa (la artista más vendedora del sello), Valentín Trujillo y el grupo del actor Daniel Muñoz 3x7 Veitiuna, aunque en general el balance no resulta tan positivo; La mayoría de esos proyectos ya ni existe o ni siquiera nos damos cuenta si es que todavía persisten tocando por ahí.  

Tal como ocurrió con el programa "Rojo; Fama Contra Fama" después de todo sólo los verdaderos corredores siguen en carrera. Son muy pocos los cantantes y músicos que saben aprovechar este tipo de oportunidades y plataformas. En nuestro mercado faltan managers y directores artísticos que cambien la mentalidad de sello multinacional de los 90's que aún persiste en este medio. Trabajan por cumplir, a corto plazo y lanzan  discos esperando que uno funcione para avalar al resto. Esa política que huele más a imposición que un esfuerzo común por fomentar un género o movimiento musical que carece de estructuras.   

Algunos casos que ganaron nombre tras su primer disco con el sello son la solista Camila Moreno y los grupos La Mano Ajena, Juana Fé y los disueltos Teleradio Donoso. De hecho para el desarrollo de estos y la edición de otros artistas más conocidos sin sello se creó posteriormente Oveja Negra (Fundación Música de Chile) desde el 2006. Aunque el filtro de "consolidados" no existe.  Y para difundirlos la SCD creo medios propios; Musica.cl, Mus.cl y el programa de TV Compilado Local donde colaboran algunos reconocidos periodistas musicales. 

La selección 2011 y sexta convocatoria del Sello Azul contrató a las cantautoras Carolina Nissen (reedición), Natalia Contesse, Evelyn Cornejo (reedición), María Colores y Elena Venechi, los grupos La Guacha (reedición), Los Pata 'E Cumbia (reedición), El Enganche y Portugal (reedición). Los discos elegidos por un jurado especializado (ingenieros de sonido, periodistas de música, directores, productores y programadores radiales, managers y músicos) serán lanzados desde este mes de mayo. 

En el caso de Juana Fé editaron su segundo y mejor álbum con Oveja Negra (2010) pero le faltó promoción en Chile (pese a la alta actividad del grupo en vivo) tal como no se trabajaron los discos de Leo Quinteros 'Los Accidentes del Futuro', Los EX 'Pistola de Plástico' y Solar ' Carretera' que merecían más presencia. Parece que a los sellos le quedo grande el catalogo o están privilegiando artistas por sobre otros discos con los que claramente se pudo hacer más. Ese es el problema con la cantidad y con los intereses creados que existen al interior de una organización donde compiten muchos artistas y sus egos. 

De los lanzamientos 2011 del Sello Azul pondría atención en la solista María Colores y los grupos La Guacha y Portugal que ya vienen generando buenos comentarios el último año con sus primeros discos que serán reeditados a partir de este mes. Todos proyectos con condiciones para crecer pero no deben esperar que un sello o gobierno haga el trabajo por ellos y deben a salir a ganar escenario y hacer toda la promoción posible.  


Cómo puede ser que todavía quedan bandas que esperan que la firma de un sello cambie sus vidas. Hay que entender que los sellos hoy no son más que un recurso y que con o sin ellos, más o menos trascendencia la música se hace y sonará igual. A los sellos sólo le sirve su marca pero es responsabilidad de los músicos  aprender a hacer la diferencia.  

Lo que sería llegar a marcar su propio sello en Chile como lo hicieron La Sociedad en la balada,  Los Tres en el rock, Tiro de Gracia para el hip-hop, Gondwana en el reggae o es Javiera Mena en el pop actual, eso es tener un sello en la música.