29 jun. 2010

TODO POR UN SINGLE

Un buen single puede cambiar el destino de un disco y marcar la evolución de una banda o solista. El "sencillo" es la carta de presentación de una producción que puede o no destacar en el amplio mercado de la música.

Gran parte de la música que se produce hoy pasa mayoritariamente desapercibida - a modo que seas Madonna, U2 o Shakira- y aunque un single mal elegido no es el finiquito para nadie que quiera dedicarse a la música son las canciones el eje central para emprender y consolidar una carrera.

Aunque gran parte de la música se transporta en formato digital a través de Internet las radios mantienen su influencia en las grandes audiencias. Y con o sin sello la clave para rotar en el FM está en las canciones, en el concepto de canción, que exige melodía, estribillo, sonido y especialmente una característica que destaque un tema por sobre los demas. El punto para los artistas y sus equipos de trabajo está en saber elegir un sencillo que los represente pero que también tenga las cualidades armónicas para destacar en el FM.

Durante los años 90's el A&R (director artístico) asumía un rol fundamental para convencer a los expertos en marketing en las compañias de discos. La elección del primer sencillo era fundamental para la difusión de un álbum y el plan original contemplaba a lo menos 3 canciones como singles promocionales, estrategia que podría variar según los resultados de las ventas en las tiendas. Y el primer sencillo era una decisión clave para dar el primer golpe, muy pocos casos en la música chilena lograban remontar los resultados de los primeros cuatro meses de trabajo en radios con un segundo tema. Era una época donde los millones invertidos en un disco local eran fríamente calculados por los equipos de finanzas y si el departamento de marketing no lograba un rápido resultado se le quitaba el presupuesto destinado para seguir proyectando un artista, y fue así como se perdieron tantos discos de Nuevo Rock Chileno.

El primer single es la carta de presentación de un disco, que para algunos debe ser sino "el mejor" o la canción que mejor represente el sonido de la producción. El lanzamiento y los primeros meses de promoción son importantes para la plataforma de cualquier artista en desarrollo, y el primer sencillo es la canción que debería capitalizar la atención y efecto de la salida de un nuevo álbum al mercado. Considerando de que aún, en el 2010, se fabrican y venden discos y todavía se trabaja con códigos tradicionales de promoción en el mercado musical. Es por eso que muchas veces la canción más recordada de un CD es el primer single.

Actualmente la programación en las radios FM es mucho más segmentada que hasta hace algunos años. Emisoras con concepto noticioso, música latina, femeninas, juveniles, alternativas, ochenteras y hasta la excepción de Radio Uno con sólo música chilena, por lo que si no hay televisión como apoyo es muy difícil reconocer un nuevo éxito radial. Los hits radiales en el 2010 son mucho más enfocados, por lo que un éxito de Shamanes en 40Principales no se puede medir con la canción más escuchada en radios como Pudahuel, Horizonte o incluso Rock&Pop. Por lo que posicionar una canción en la parrilla de dos o tres emisoras puede ser considerado todo un logro para la categoría local.

Una de las debilidades que enfrenta el escenario de nuevas bandas y artistas pop nacionales es la ausencia de los A&R, directores artísticos externos al trabajo musical de composición de las bandas y al concepto sonoro del productor. Cuando las compañias de discos hacían negocio con los CD´s estos fueron "casa talentos", guías, asesores y se convirtieron en firmas claves para el resurgimiento de una escena de pop rock nacional desde principios de la década noventa hasta los últimos años cuando EMI, BMG, SonyMusic, Universal y Warner Music firmaron artistas chilenos. Sin A&R la escena local se despejo, se mantienen los solistas y grupos con repertorio concebido y además surgen nuevos talentos desprejuiciados que no conocerán los vicios de la industria multinacional. Pero falta una mirada externa -estrategicamente comercial- a la producción y por eso no se eligen siempre los mejores singles y la mayoría de los discos publicados pasan desapercibidos. Muchas veces no basta una gran producción musical sino hay un plan de promoción, difusión,trabajo de apoyo y buenos singles. Es lo que le ha faltado a los últimos discos de Joe Vasconcellos (fuera de EMI) y que en contraparte mejor hizo Teleradio Donoso (asesorados por su manager Carlos Fonseca) en sus 3 años de vida.

Aunque en tiempos virtuales como los de hoy nada es garantía para la música; La trayectoria no es un factor decisivo para sonar en el FM y muchas bandas emergentes con buenos singles jamás las escucharemos a través de las radios, y así como también existen muchas molestas canciones que ni siquiera deberíamos escuchar pero que por alguna razón la radio y la televisión nos imponen.

La elección del primer single es un punto donde las bandas y solistas deberían tener menos instinto y liberar la decisión en los directores de las emisoras que finalmente son los que eligen qué tocar. Está decisión es mucho más concreta en cuanto a qué tanto puede afectar una crítica en pleno lanzamiento de un nuevo álbum, y aunque si bien no es decisiva si puede perjudicar la salida de una producción que fue hecha para ser escuchada.Y es así como en algunos casos artistas de talla mundial triunfan con un buen single extraído de un disco regular o mediocre (Madonna es la que mejor lo hace).

Uno de los buenos singles locales estrenados del 2010 es la nueva canción de Leo Quinteros, adelanto de lo que será su cuarto álbum, un tema que podría permitir ir más allá de la difusión que logró para su siempre recomendable antecesor 'Los Accidentes del Futuro' (2007). No así los nuevos sencillos de Manuel García y Javiera Mena, con canciones esplendidas en sus respectivos discos se equivocaron en salir con singles a los que les falta el efecto sorpresa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario