8 ene. 2010

POP A DOS MUJERES

El 2009 hubiese querido escuchar una banda de chicas integrada por Baby Vamp, María Música y la 'Wena Naty' pero Chile todavía no esta preparado para tanto punk, exhibicionismo y descargas. Por eso todavía las revistas de moda se interesan tanto en la sexualidad de Javiera Mena y el feminismo en las canciones de Francisca Valenzuela (en foto). La primera cantautora chilena fuera del closet y la otra, una guapa que canta dulce y convencida "recuérdame como la de mal genio". Dos jóvenes que se convirtieron con tan solo un disco en las figuras femeninas más llamativas de la última década en el país, con comparaciones innecesarias incluidas, algo así como lo fueron Nicole y Javiera Parra para los 90´s.
Pero lo que viene ahora es más serio. El karma del segundo disco, la fantasía con que pueden conquistar el continente y el mundo, o sólo las ganas de que nos enseñen nuevas canciones.
Es probable que Javiera Mena nunca sea una estrella pop de MTV (y no lo necesita) ya tiene a su haber un interesante curriculum internacional (Argentina, México, Perú, Brasil, España y hasta un disco en las tiendas de Japón) que la avala entre las figuras más llamativas del electro pop latino, pero debe desprenderse de los caprichos que rodean el 'indie' para crecer. Armar una buena banda, mejorar su desplante en vivo y conseguir un manager que sea capaz de proyectar las ventajas que tiene Mena por sobre el promedio de solistas locales; sus composiciones. Alguien que sepa elegir bien los sencillos, producir buenos videos, hacer prensa cuando corresponda, que sepa vender conciertos y que entienda los limites extramusicales que tiene el pop de Javiera Mena, el problema es que en Chile no hay personas que sepan dirigir y proyectar una carrera. Pero insisto, las ventajas de Javiera son sus canciones -producidas por Cristian Heyne- con acento propio en la nueva música chilena.
Mientras que Francisca Valenzuela tiene las condiciones para morder el mundo, y su mayor ventaja es la juventud que tiene (22 años) por lo que no hay prisa ni le debemos exigir nada. Pero no podemos ser tan injustos y quedarnos sentados viendo como se la llevan los escenarios internacionales, así que esperamos nuevas canciones para no perder el entusiasmo. Yo quiero que haga un disco electroclash y deje un rato de lado los covers con piano (como el de Inti Illimani o el de Fernando Ubiergo), que se despeine y cante sobre el desamor. Junto a ella hay un equipo repleto de profesionales serios (escasos en el medio chileno), una buena banda para respaldar su performance y cuenta con una infraestructura envidiable para un artista local. MTV la admira, Juanes es su fan y tiene tanto público masculino como chicas asombrados con sus canciones. Francisca es guapa, dedicada y claro que tiene talento, pero le falta seguridad para revelarse. El primer adelanto de su nuevo disco "Salvador", dedicada a Salvador Allende, es una buena señal de sus nuevas creaciones, pero repito, yo le pondría más rock, más electrónica y ritmo a una artista de la que todavía podemos esperar mucho más. Falta explorar más en su formato, para que no suceda lo que le pasó a la mayoría de las rockeras mexicanas y chicas Lilith Fair en las que alguna vez creímos y que tanto pesan como referencia para la chilena.
Para ambas, Javiera y Francisca, el 2010 será un año importante, de definiciones y con muy buenas oportunidades. La crítica nunca ha sido muy favorable ni tampoco un factor relevante para lo que ambas han logrado, para muchos "Esquemas Juveniles" (2006) fue sobrevalorado y para otros los comentarios para "Muérdete la Lengua" (2007) fueron injustos, nunca hubo consenso, sin embargo los sencillos de ambas han prevalecidos en radios y en todas y cada una de las presentaciones en vivo de ambas en distintos puntos del continente. Punto a favor; la primera admiración y debate es por las canciones, no por minas, sexualidad, pareja o puramente onda, ambas son compositoras y este año sus nuevas creaciones van a generar discusión en la red porque existe interés, atención y expectativa. Y aunque a algunos les duela, ninguna tiene comparación en el actual escenario local.
Acá hay dos figuras que brillan por si solas y por suerte están fuera del circulo de nuevos cantautores jóvenes donde entre todos se asignan condecoraciones pero no existe mayor proyección. Chile es un país lejano y la historia cuenta que cada chileno que ha logrado exportar su música ha sido por méritos propios y porque se fue a vivir fuera, lejos de la mala onda, envidia e inútiles comparaciones que embriagan este pequeño mercado tercermundista, donde hay pop de dos y muchas más mujeres pero hay una frontera machista que siempre ha limitado el reconocimiento de ellas en la música chilena, por lo que la lógica será que veremos como espectadores por Youtube como Francisca Valenzuela y Javiera Mena se convierten en las chicas más exportables de este 2010.