30 jul. 2009

ESTA LUZ NUNCA SE APAGARÁ

Ya no se venden tantos discos y es muy poco lo que se alcanzan a promocionar, entonces ¿por qué seguir publicando CD´s? La sencilla razón que aún el formato fisico sigue siendo importante como carta de presentación para los músicos y también el punto final o inicio de un proceso artístico, que es útil para concebir nuevas giras en vivo y también sostener la vigencia mediática. Pero de todas formas ya no es negocio, salvo que te llames Madonna, Coldplay o U2 y que tienes fans que te compran cualquier cosa en los 5 continentes. Pero para Chile, para un artista local no es necesario, y menos exponiendose a los contratos discográficos más injustos de la industria latina, porque aunque no te roben tanta plata tampoco es mucho lo que puede ayudar un sello a crecer. Basta con haber pasado por una compañia de discos para conocer las herramientas necesarias para autoproducir, y sino de todas maneras basta con observar el desarrollo del escenario local y darse cuenta de que todos los grandes nombres han vuelto al origen, es decir, la autogestión e independiencia discográfica. Hay etiquetas que te ayudan a distribuir el disco, lo que puede ser un alivio, pero ojo con las condiciones porque siempre lo más importante es que el dueño del master siga siendo su creador. Es lo que permite poder moverse libremente en otros mercados o cambiar de etiqueta con el mismo disco. También aparecen editoriales y compañia que contratan con un buen sueldo a compositores y músicos, inversión que se recupera con las regalias obtenidas por una obra, entre otras opciones de negocio más o menos convenientes. Y si ya no se puede confiar en los sellos multinacionales (trabajan con la misma mentalidad con la que se empezaron a desarmar) también hay que ser más riguroso con las llamadas etiquetas independientes, porque en varias, sino todas están dirigidas por gente que trabajo en la más pudiente industria multinacional, por lo que siempre van prometer mucho, hacer poco y ganar más. Lanzar un nuevo single a las radios sin un disco puede parecer un atrevimiento aún para la industria local, pero muy pronto el formato cambiará y no habrá que esperar 3 años para escuchar una nueva canción de un artista o grupo favorito. Los discos, normalmente, requieren de un periodo más extenso de trabajo, grabación y planificación de estrategias de promoción, pero todo eso puede y debe cambiar. Los artistas ganan por tocar en vivo, y está claro que el público asiste mayoritariamente a escuchar los temas más conocidos o clásicos, pero también puede ser que los conciertos sean una buena oportunidad para ir probando y puliendo nuevas canciones hasta que se pueda armar o convertir en un disco, pero tambien un single nuevo sirve para refrescar el repertorio y los shows de siempre, y eso siempre los más fans lo van a agradecer. ¿Qué es lo peor que podria pasar? Nada, si las radios no tocan la canción para eso hay otros canales de difusión, y es mucho más alentador para el público escuchar nuevas canciones que estar esperando un próximo disco cada 2, 3 o 4 años. La clave para moverse en el mundo de la música es estar girando en torno a está, con canciones, videos, tocatas o toda mirada promocional que se le pueda dar a una canción o nuevo álbum. Ya no hay que esperar a que un súper productor llegue a ofrecer súper contratos, eso ya no existe y menos acá en Chile donde en realidad el circuito es tan pequeño, los medios son tan pocos y el dinero es cada vez menos. Por eso, el que no se renueva pierde, y a quien pierda le va a costar más volver a ganar, por eso atentos, que el mundo de la música asi como el que pisamos gira permanentemente y no sabe ni el cómo ni cuándo, pero tarde o temprano llega más luz.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario