8 feb. 2009

¡TOCATE UNA ORIGINAL!

¿Les dije que siempre quise hacer radio? Bueno, hace mucho que he pensado en un programa donde me den el permiso para tocar la música que me gusta, comentar lo que me parece y entrevistar a quienes pienso pueden decir algo. Quizás por eso siento que se pierden muchas horas en las emisoras FM con gente que lee lo que le escriben y emisoras donde, por lo general, se programa lo que otros creen debemos escuchar (aunque más bien algunas veces suena como algo impuesto). A diferencia de hace algunos años donde no sabía si quedarme en Zero (la de Jorge Méndez), cambiarme a la Concierto (la buena, la del Javi Sanfeliu) o los programas de Cancino y Villouta en FmTiempo la oferta es cada vez menor. El mundo cambio y las radios tuvieron que adaptarse, más contenido y más música, pero con los mismos que levantaron y hundieron el formato. Tipos de 35 años haciendo radios para jóvenes y emisoras que no están dispuestas a correr riesgos en tiempos donde las comunicaciones se amplian por minuto. ¿Cómo me puedo identificar yo con una emisora si lo que comunican ya lo leí en la prensa y la música que programan es la misma que su competencia? Tengo claro que como radio de información es Cooperativa la primera opción, y que para redescubrir mucha música chilena está la Radio Uno, pero debo reconocer que hay gente que no me cae bién al micrófono de radios que por gusto podría estar escuchando, y termino cambiando el dial antes de la primera media hora. Y es que a diferencia de la televisión la radio tiene un condición única que no todos los que la viven la han sabido entender.
Lo peor es que en esta interferencia hay demasiados intereses desde el marketing, publicidad, contenido editorial y las creencias propias de cada ser humano que tiene la condición de comunicador. Por ahora, he dejado de escuchar radio y veo dificil que alguna logre reencantarme, al menos mientras no renazca una emisora capaz de sonar convincente y entretenida (no reciclada ni con personajes reciclados). Quiero escuchar nueva música pero también la buena que inspiro a las otras generaciones, y busco discursos propios, opinión y un concepto original que me diga porque debo escuchar esa radio y no seguir buscando en Youtube. La radio, a diferencia de la prensa escrita y la TV, tiene la oportunidad de reconvertirse en una opción, para que en tiempos de individualismo comunicacional, recopile ideas, conceptos, experiencias y contenidos entre quienes quieran formar parte, y deben dejar de andar luchando por conquistar a una audiencia que no les pertenece. Madonna y todas sus herederas, salen en VH1, MTV y están en Youtube y Myspace, asi que por favor, ¡tocate una original! Los sellos discográficos no pueden seguir imponiendo lo que ellos quieren que escuchemos, no están en condiciones de hacerlo. Las radios deben tener la capacidad de sorprender antes que algo que no conocemos nos sorprenda y cambie la frecuencia.

1 comentario:

  1. Sí, a ver, el mercado de la radio no es como la gente cree, que se pone un tipo frente al micrófono y toca la música que quiere.
    Pero como yo soy parte de ese sistema -trabajo en él-, te leo y veo que diste luces de ser consumidor del mismo sistema creo qe puedo aportar a la discusión. No mencionaste la vital SEGMENTACIÓN que aparece como denominador común pero al hablar de radios PARA JÓVENES HECHAS POR TIPOS DE 35 claramente caes en el mismo nicho de encasillar. Sólo el retrogrado mercado chileno, sobretodo su actor principal y aglomerador, Iberoamericana radio, es quien segmenta de manera vertical. Cabros chicos, el pueblo -popular o masivo, que ellos entienden bien, es lo que más vende-, cebollentos en español, anglo y rockeros tienen una radio para cada uno. Y todas se limitan así mismas.
    El esfuerzo hecho por Dial S.A es digno. No sólo porque aportó formatos como el de la música chilena -fue este grupo el que dio el primer paso con La Perla del Dial- sino que, pese a que es igual de lento que su competencia, al menos da cabida a la invención, a NO PONER SÓLO ROSTROS FRENTE AL MICRÓFONO, a propender a la creatividad, a tocar el NO SINGLE como opción en algunas de sus programaciones y blablabla.
    Pero mientras sigamos teniendo gente que crea que Rock and Pop es una radio para pendejos -y no como la de Buenos Aires que es más amplia, más madura y sólida en su propuesta- seguiremos desperdiciando este mercado tan potencial que en honor a la verdad, absorve lentos los cambios y por eso nunca despega, porque vive monopolizado y sacando moldes de afuera cuando la realidad y la experiencia indican lo contrario.
    Un apunte más... En la Tiempo de Bezanilla -que sí mantiene su esquema inalterable hace rato y no cambia directores cada dos años- Cancino, antes de caer a las fauces del aglutinador, sí hacía un programa que aportaba al NO SINGLE. Prueba de ello es que lo reclutan de la gran grúa. Pero era un programa informativo.
    Villouta me sonó freak pues ni hacía opinión como a ti te parecía y en términos musicales aportó casi nada.
    Lo que no es raro, los sellos controlan las radios en el mundo y desde siempre... O por qué crees que la toda la gente CONOCE a The Beatles, puede mencionarte canciones pero, ni sabe de cuál discos son ni cuál es la evolución musical de la banda, la diferencia entre Revolver y el Disco Banco, etc... Porque se define con antelación qué deben escuchar.
    Eso es la industria radial. Poner la música al servicio de la gente sin que signifique un gran esfuerzo apreciarla...

    ResponderEliminar