1 ago. 2019

20 años de Mujer Elefante, el mejor y poco conocido disco del rock chileno de los '90

Fiebre en Revista Wikén 1999
En 1999 Fiebre lanzaba Mujer Elefante considerado por la crítica musical uno de los chilenos del año y entre lo mejor del rock nacional de la década noventa solo que muy pocos se enteraron. Aunque uno de sus más reconocidos fanáticos fue el prestigioso productor Gustavo Santaolalla que lo contrató para su sello y presentó al chileno como una revelación del rock latinoamericano en México. 

Hace 20 años desde el underground capitalino el cantautor Cristian Fiebre lanzaba su segundo disco independiente 'Mujer elefante' con excelente crítica en prensa escrita pero escasa difusión radial, como la excepción del programa Cuerdas Locales en Radio Zero. Sin embargo vendría algo mucho mayor para el músico cuando el productor argentino Gustavo Santaolalla durante su visita a Santiago buscando bandas para sumar a su sello Surco  (donde  se mostró interesado en Makiza y Elso Tumbay) recibió minutos antes antes de partir en el aeropuerto de Santiago una copia del disco de manos del mánager de Fiebre Víctor Cabrera. Santaolalla se fascinó con el sonido del chileno y lo fichó para dos próximos discos y la re-edición con Surco (filial alternativa de Universal México) de 'Mujer Elefante' en el mercado azteca con la convicción de haber encontrado "al próximo Jorge González del rock chileno" según declaraba el productor a una revista mexicana de entonces. Y Fiebre -como banda- se instalaban en la capital mexicana. 

"Inquieto y accesible, el grupo chileno firmó uno de los discos sorprendentes del año: estupendo pasaporte para su asentamiento en México" en 1999 la revista chilena Wikén ubicó 'Mujer elefante' entre los “Imprescindibles del Año”. 

Fiebre, Mujer Elefante (1999)
Un disco intenso, hecho con libertad y certeza pero demasiado crudo para lo que las radios programaban como rock chileno.  "Con tal vocación de delito, con tan refinada maldad, con la misma boquita que come, usted quiso morder a la niña y la mordió" decía en 'Morder a la niña' en clara referencia a la pedofilia o hablar de relaciones sexuales sin tapujos "Cuando hay protección yo prefiero la carne, la carne con la carne que es nuestra revancha y es nuestra única verdad" en 'Papel: Absorbente' como parte de un estilo sin comparación en su generación y que lo convierten en una de las grandes joyas perdidas del rock nacional (descatalogado desde el 2000) aunque actualmente se puede encontrar en algunas plataformas. 

En el mercado azteca el chileno participó en la banda sonora del exitoso filme 'Amores perros' con dos temas, la inédita 'Tienen el odio enjaulado' y una versión de 'Lucha de gigantes' (1987) original de los españoles Nacha Pop incluidas en el álbum junto a temas de Café Tacvba, Control Machete, Julieta Venegas y el propio Santaolalla. 

"Esta canción es buenísima, me encanta. Es que a él le quedan los temas bien azotados (sufridos), como éste. Está canción me gusta porque es más como yo lo vi en vivo, donde es muy intenso" comentaba la mexicana Julieta Venegas sobre el cover del chileno (Discopatía, Zona de Contacto, 20 de abril de 2001). 

Fiebre en España el año 2002
Pero hastiado de la comodidad de ser un artista contratado Fiebre abandonó el proyecto y emigró a Mallorca, España, donde se aisló de la música durante algunos años y dejó perdida la inversión de Santaolalla.  

"Él es un tipo que me parece talentosísimo. Desgraciadamente se hizo muy difícil para comunicarnos. No pudimos continuar, pero sigo pensando que el tipo es un genio" diría Gustavo Santaolalla a diario El Mercurio años después (25 de junio de 2003). 

El año 2005 Fiebre viajó a Chile, reunió a su banda y hizo un par de pequeñas presentaciones en vivo revisando el disco ante pocos pero incondicionales fanáticos. El 2011 lanzaría su tercer -y último disco hasta la fecha- titulado 'Antialias'. 



* Información adelanto del libro "Esperando Nada (1990-2010) Veinte años de música popular chilena" de Roberto Carreño @esperandonadacl 

26 jul. 2019

Javiera Mena y la militancia LGBTI ¿el discurso sobre la música?

Javiera Mena en revista Cosas
-Los artistas tienen que lidiar con las etiquetas de la prensa. ¿Cuáles son las que más les molestan cuando hablan de ustedes?

JM: "La de 'artista gay'. No me gustan las etiquetas respecto de la sexualidad en la música, lo encuentro como de los 90. No tiene nada que ver con la música".

Esto respondía Javiera Mena a la revista Wikén en febrero 2011 en una conversación compartida con Camila Moreno. "No me gustan las etiquetas respecto de la sexualidad en la música" decía la autora 'Esquemas Juveniles' que al parecer ha cambiado de opinión porque toda su promoción actual pasa por hablar de lesbianismo y la causa LGTBI. 

Mena fue la primera voz de la música chilena que habló abiertamente de su homosexualidad en el 2006,  solo existía el caso del cantante Giovanni Falchetti pero que fue "sacado del clóset" a la fuerza en un reality-show. Lo de Mena ocurrió durante una entrevista en revista Paula promocionando de su primer disco, aunque la declaración no estaba prevista y fue parte de una conversación muy natural que la revista llevó como noticia. 

Lo de Mena se recibió como un gesto valioso para muchas personas que buscaban identificarse  con algo, es probable que el hecho de que se hablara de la cantautora lesbiana acercó su música a mucha gente, como también pudo incomodar a otros. Le pasó a Dusty Springfield que se declaró bisexual en los '70 o k.d lang y Melissa Etheridge abiertamente lesbianas desde a principios de los años noventa, salidas del armario que multiplicaron sus ventas pero que también generaron un impacto contracultural para esa década. Distinto lo de Ricky Martin que resucitó su carrera confirmando un rumor y ha convertido su homosexualidad en marketing. 


"En algún momento yo solo quería ser músico y hacer música pero al final me transformé en esto (activista gay) porque fui la primera mujer...Es algo tengo que hacer y me gusta hacerlo" decía en El Interruptor el 2016. 

Y aunque la chilena pasó varios años tratando de restarle minutos al tema gay en sus entrevistas para concentrarse en lo musical desde hace un tiempo toda su promoción pasa en torno a la comunidad LGTBI  (como el comunicado "Javiera Mena es la primera artista latina LGBT que actúa en Coachella") hasta su deslavado cover de 'Mujer contra mujer' de Mecano, single que no mejora en nada los malos resultados de su último álbum (el menos escuchado de sus discos) y del que se ha hablado más por su marca gay que por las canciones. 

La cantautora chilena, la más interesante de su generación sin dudas, se equivocó cuando quiso llevar su música "a la mayor cantidad de gente posible" (aquel acto fallido en el Festival de Viña del Mar) porque su pop sigue siendo especial, distinto y que responde a cierta estética y gustos, pero al tomar una opción como artista LGTBI Javiera Mena podría estar limitando aún más sus opciones, la militancia afianza seguidores pero no a todos los identifica. 

Recordaremos a Javiera Mena como el primer icono independiente de la música chilena en el extranjero, también la autora de una de las trilogías más interesantes del pop latinoamericano de su tiempo (Esquemas Juveniles, Mena, Otra Era) y un referente de la comunidad lésbica latinoamericana, pero actualmente enfrenta una delicada barrera en la que cuando el arte falla -o empieza a faltar- se imponen los adornos o el discurso extramusical y se pierde personalidad para convertirse en el personaje de un artista. 


17 jul. 2019

Aguaturbia tendría el LP chileno más caro de la historia



Por $4.800.000 de pesos un usuario ruso tiene a la venta el segundo disco de los chilenos Aguaturbia LP original de 1970. En tiempos digitales el coleccionismo musical resulta tan adictivo como sorprendente. 

En tiendas especializadas en Londres, Nueva York o España se puede encontrar sin problemas el primer disco del grupo Aguaturbia (Aguaturbia, 1970) evaluado como una pieza fundamental de la psicodelia latinoamericana. La placa ha sido reeditada internacionalmente en varias series (2010, 2015) aunque es la versión original (1970) la más preciada y que según la plataforma especializada en coleccionistas Discogs está evaluada sobre el $1.500.000 de pesos, una única copia a la venta de un usuario argentino. Un valor desconocido en el medio chileno donde algunas ediciones de Los Prisioneros o La Ley pueden moverse entre los $200.000 y $300.000 entre fanáticos del formato y seguidores de la banda.

Pero aún más difícil sería encontrar una copia original del segundo álbum de Aguaturbia ‘Volumen 2’ (1970) que se comercializaba por más de 50 euros hasta el 2014 pero que actualmente tiene solo una unidad a la venta por $6,400 euros (casi 5 millones de pesos) un valor insólito para una producción chilena. Solo para comparar el disco más caro vendido en Discogs fue una copia de Prince por $27,500 euros y algunas copias originales de Beatles, Pink Floyd y Bowie se venden por varios millones de pesos.

Aguaturbia aún activos en los escenarios lanzó un tercer disco 'Fe, amor y libertad' (2017) y se han publicado dos libros dedicados al dúo de Denise y Carlos Corales. Parece que aún falta mucho por hacer y contar para está leyenda del rock chileno.