7 oct. 2014

Te Veré Volver, Tributo chileno a Cerati - Canciones imposibles

Plaza Independencia (2014)
Un disco tributo a Cerati promocionado en pleno funeral del músico debería enfrentar antes que cualquier escucha una discusión ética. Pero independiente del momento en que se publica este objeto como homenaje musical no tiene enfoque artístico y su realidad nos muestra un producto de promoción para los artistas del sello que lo distribuye. 

'Te Veré Volver' es el tercer álbum colectivo en tributo a Cerati y su banda Soda Stereo; 'Gracias Totales' (1999) con grupos latinoamericanos incluyó a los chilenos Turbomente, Sinergia y Crisálida en una edición independiente de corto alcance y el más reconocido hasta ahora (Tributo a Soda Stereo, BMG -2001) que contó con los nacionales Lucybell junto a nombres como Aterciopelados y Julieta Venegas. Y este 2014 tras cuatro años de producción sale el postergado álbum homenaje de la música chilena con la participación de 27 nombres locales que desde la balada, reggae y pop reinterpretan las canciones más populares de Soda y Cerati.

Como herramienta de promoción sirve (mucha prensa internacional ha anunciado el tributo chileno) y alguno de los participantes puede verse beneficiado con difusión que normalmente no tendría con un tema propio, pero cuánto de esto contribuye a la memoria colectiva de estas canciones o qué representación de la escena chilena tiene realmente este disco. Publicado por el sello Plaza Independencia (ex Warner, ex La Oreja, ex Feria Music) el álbum 'Te Veré Volver' es más bien un CD promocional de su catalogo acomodado con canciones exitosas del ahora fallecido músico trasandino. 

Baladistas como Andrés de León (Trátame Suavemente), Claudio Valdes y el grupo Natalino (Un Misil en mi Placard) en versiones melosas que le restan todo el romanticismo y elegancia de las originales, mientras Javiera Parra totalmente desabrida disuelve un clásico como 'Crimen'. 



Bastante mejor Nicole haciendo 'Té para Tres' en formato living y Sergio Lagos con 'En Remolinos' respetuoso con la idea original. Aunque Gepe es el más que se atreve en adaptar su versión y logra el momento más emocionante del álbum con 'Danza Rota' sencillamente acústica.


We Are The Grand, Pedro Piedra, De Saloon, Fernando Milagros y Primavera de Praga pasan sin correr riesgo y en eso Lucybell supera su cover anterior ('Juegos de Seducción') reversionando 'En la Ciudad de la Furia'. También debuta la dupla de Álvaro y Gonzalo López (de Los Bunkers) con 'Corazón Delator' en una versión que pudo ser mucho más, como si lo hizo Shamanes con 'De Música Ligera' en forma de reggae, más atrevida que las flojas versiones de 'El Rito' con Gondwana y 'Crimen' de Maxi Vargas, todo un delito por parte del ex cantante de la insignia reggae. 


A Gonzalo Yañez pareciera que lo obligaron a cantar 'Puente' sobre una pista de karaoke Xbox, totalmente descuidado se pierde una de las mejores canciones posibles, lo mismo ocurre con Mariano Pávez ('Ella Uso mi Cabeza como un Revolver') haciendo cortar y pegar sobre un clásico tan noble. Así como María Colores desaprovecha 'Lisa' y Jorge Delaselva estropea 'Diétetico'. Se nota que a este disco le faltó producción y dirección artística más allá del criterio de selección del sello responsable que por prioridad impuso a los artistas de su catalogo (la mayoría de los seleccionados pertenecen a la etiqueta). Así se permiten rarezas que ponen a prueba la tolerancia como Noche de Brujas haciendo 'Nada Personal' en versión cumbia. 



Y así no se explica qué hace Andrés Olivos (ex Difuntos Correa), los hermanos Foncea y Canal Magdalena resucitados para la ocasión, suficiente para poner en duda la identidad que este volumen tiene de la escena local donde son otros los que generan el movimiento y no figuran en este disco (Manuel García, Francisca Valenzuela, Javiera Mena, Chico Trujillo, Ana Tijoux, Los Vásquez, por nombrar a algunas ausencias importantes). Una de las pocas excepciones del disco es Camila Moreno algo más auténtica con 'Zoom' y como anécdota el pequeño homenaje de Cecilia Amenábar acompañada de Jorge González en una susurrante pieza electrónica ('A Merced'). 

Entre versiones irrelevantes carentes de originalidad y una veintena de clásicos desperdiciados destaca el carisma de Gepe, la dulzura de Nicole, la crudeza de Camila Moreno y el convencimiento de Sergio Lagos, del resto poco que defender. 'Te Veré Volver' a un millón de años luz de ser un buen disco tributo. 

Para escuchar
disco 1 - disco 2 - disco 3

Track List
1) Pedropiedra – Signos 
2) Jorge Delaselva – Dietético 
3) Álvaro y Gonzalo López – Corazón Delator 
4) Gonzalo Yáñez – Puente 
5) Camila Moreno – Zoom 
6) Gepe – Danza rota 
7) María Colores – Lisa 
8) Fernando Milagros – Raíz 
9) Primavera de Praga – Cuando pase el temblor 
10) We Are the Grand – Entre caníbales 
11) Cecilia Amenábar (con Jorge González y Gonzalo Yáñez) – A Merced 
12) Lucybell – En la ciudad de la furia 
13) Felo y Pedro Foncea – Tu medicina 
14) Gondwana – El rito 
15) Andrés Olivos (Difuntos Correa) – Crema de estrellas 
16) Javiera y los Imposibles – Crimen 
17) Nicole – Té para tres 
18) Canal Magdalena – Fue 
19) De Saloon – Zona de Promesas 
20) Sergio Lagos – En remolinos 
21) Mariano Pavez – Ella usó mi cabeza como un revolver 
22) Noche de Brujas – Nada personal
23) Andrés de León – Trátame Suavemente
24) Shamanes – De música ligera
25) Natalino – Un misil en mi placard
26) Claudio Valdés – Adiós
27) Maxi Vargas – Crimen

3 comentarios:

  1. Me gusto tu columna.
    Se entiende que es más bien un intento de posicionamiento fallido que un "tributo" o rescate o sentimiento por la canción o los músicos. Tristemente concuerdo con lo poco representativo de la escena local actual que se evidencia con las "re" apariciones. Concuerso con la lista de gente que extrañaste. Yo me imagino como hubiese sido algo de Juga di Prima o de El Sueño de la Casa Propia, o gente más nueva... más propositiva (digo yo).
    Lo de Noche de Brujas podria pasar como jolgorio, pero lo de Natalino es realmente insufrible, ni un solo esfuerzo, es violentamente evidente (casi tanto como lo de Javiera Parra). Y ni que prefiriera por algo a los Vasques, pero creo que ellos al menos hubiesen hecho algo más único u original que ese estilo balada pop Miami.

    ResponderEliminar
  2. Un gusto leer a alguien que sin pelos en la lengua reconoce lo evidente: que acá solo hay aprovechamiento comercial y ninguna intención artística. Lo cual incluso no sería nada si las versiones fuesen más o menos decentes, pero son de pena la gran mayoría. Lo de Gepe se nota más o menos trabajado y una que otra más. Una vez más no concuerdo en tu defensa de Nicole + Sergio Lagos, pero bueno, es tu opinión y cada cual tiene la suya.

    Felicitaciones por el artículo, notable como siempre.
    Saludos
    Esteban
    http://politomusica.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Coincido con tu opinión, realmente muy acertada, aunque la verdad es que no me gustaron demasiado las versiones de Gepe y Camila Moreno, me parecieron inexpresivas y poco acordes con lo que los temas proponen.La de We are the grand me parece rescatable.
    Saludos desde Argentina.

    ResponderEliminar