18 abr. 2018

Segunda vuelta; Regresan Jirafa Ardiendo y Casanova

Archivo Jirafa Ardiendo
Jirafa Ardiendo apareció en los '90 como una promesa latente de rock-pop nacional, una de las bandas favoritas de la Zona de Contacto y el circuito alternativo de la época, pero como sucedió con otros generacionales (Cristian Fiebre, Sien, Mecánica Popular) fue más prensa musical que difusión radial y grandes audiencias. Y a pesar de las dificultades de ese contexto -la atención en la separación de Los Tres y la irrupción de Los Bunkers- la banda sacó al frente buenos discos y una colección de potentes singles 'Sopa' (Siesta, 2000), 'Vidrio' (Persona, 2003) o 'Confío' (Pulmonía, 2008) combinando armonías y experimentación (disponibles en Spotify). Se separaron el 2009 pero acaban de anunciar su reunión sumándose a los reencuentros de otras bandas noventeras (Sien, Solar) noticia celebrada por antiguos fans y seguidores que descubrieron a la banda después de su disolución. En un contexto totalmente distinto el grupo podrá revalidar su buena reputación y darle un tanto de justicia a su historia, que siempre mereció más.

Casanova desde el estudio (foto yoyotero)
Similar al caso de Casanova, cuarteto pop-rock que debutó en el 2004 con categoría de revelación gracias a su potencialidad y factura. Dos ex Santos Dumont el cantante Julián Peña y el guitarrista Rodrigo Otero junto a José Luis Saavedra y Felipe Quiroz completaban la formación, un pop de texturas y estribillos como la más difundida 'Un Año Más' naturalmente radial, aunque emergieron en una etapa confusa para la música chilena entre la caída de los sellos, la baja de la Rock&Pop y el manto mediático de Rojo Fama Contra Fama. Hubo un segundo disco 'El amor es una trampa mortal' (2006) aunque las canciones sonaban mejor y más sólidas en los shows en vivo. Se separaron el 2007, el cantante lanzó un disco solista y siguió colaborando con otros proyectos (Ángel Parra Trío, Latin Bitman, Señor Coconut) mientras que Otero se hizo guitarrista estable de Nicole. Hace unos meses se reunieron a ensayar y preparar nuevos temas que ahora registran en estudio. Una nueva oportunidad para una de las mejores bandas de la década pasada (aunque pocos se enteraron).