19 jun. 2016

Mon Laferte, La Secreta Presencia

Mon Laferte (promocional)
Tantas veces se tituló que María José Quintanilla triunfó en México y nadie se hizo responsable de desmentirlo. Así también siempre se habla de artistas chilenos que tienen éxito internacional pero muchas veces es más sensación que hechos concretos. Pero lejos de la indiferencia de la prensa local Mon Laferte tiene como demostrar logros en el principal mercado de la música latina. 

En el 2007 tras el fenómeno del programa Rojo Monserrat Bustamante se marchó a México sin contratos ni FONDART para aprender más música. Allá poco y nada importó su Disco de Oro en Chile y comenzó desde cero en la más absoluta independencia. Desde el DF, una ciudad con el tamaño de una nación, la ex promesa de la balada cambió su nombre a Mon Laferte (apellido materno) imagen y color musical, proceso que de vez en cuando algún medio de farándula chileno cubrió como curiosidad. El impacto de Rojo fue tan grande y dejó muchas promesas inconclusas, con más rostros que voces entonces costaría diferenciar a los participantes más recordados. Por eso la mochila del programa le pesaría por siempre en Chile, como ventaja el reconocimiento del público masivo pero con el prejuicio y menosprecio de la prensa musical.   

Los discos 'Desechable' (2011) y 'Tornasol' (2013) mostraron inquietudes y progresos pero también ansiedad de demostrar cambios. Sumó seguidores en el país azteca, el crecimiento vocal ha sido impecable y la búsqueda musical se fue haciendo más intensa e interesante. Su tercer trabajo independiente 'Mon Laferte Vol.1' (2015) impactó en su concepto de dramatismo y canción popular, entre Los Ángeles Negros y Natalia Lafourcade. Logró fichar para una filial de Universal Music México y la reedición del álbum superó la categoría Disco de Oro, shows llenos en Teatro Metropolitan y el Auditorio Nacional (junto a Carloncho). El video 'Tu Falta De Querer' supera los 19 millones de reproducciones y le hizo ganadora de dos MTV MIAW 2016. 

Pero cuando su nombre apareció en el cartel de Vive Latino los medios chilenos apenas la mencionaron (si destacaron a otros nacionales invitados). El español Enrique Bunbury habló de ella como “una voz poderosa, dramática, llena de matices y posibilidades” pero en Chile a la prensa no le interesó. Volvió a hacer un show sold out en el Teatro Cariola y los diarios influyentes no lo cubrieron, se ganó dos premios y la noticia tampoco tuvo mayor cobertura. Eso no pasa cuando otras cantantes chilenas de moda salen en El País, ganan un Premio Pulsar (muy influyente) o van a tocar al exterior, se proyecta mucho más de lo que es. Pero con Mon Laferte hay una mirada distante, media ingrata, diferente, sin embargo aún así avanzó en México más que cualquiera de las voces actuales del pop chileno. 

El 30 de septiembre dará su gran concierto en el Auditorio Nacional (capacidad de 10 mil personas) mientras se esperan las nominaciones a los Latin Grammy donde la chilena podría consolidar su nombre. Y es el primer artista confirmado de la edición 2016 del festival Frontera que se realizará el 3 de diciembre en Santiago.

Links: