2 mar. 2015

Ana Tijoux ¿por qué no?

Tijoux
Es innegable lo que ha logrado Ana Tijoux en su etapa solista en los últimos 9 años. Un notable trabajo de posicionamiento desde USA como la voz femenina del rap latinoamericano, mérito de su talento pero también de la representación del sello Nacional Records fundamentales para el rock en español con presencia en el mercado anglo.  Y después de cuatro discos su nombre figura en las principales publicaciones y festivales de Estados Unidos así como nominaciones a los premios Grammy.  

Tijoux definió un rol en la música con concepto y temáticas sudamericanas desde una perspectiva femenina, más elegante y menos comercial que Calle13 y textos cada vez más universales lo que permite que aún su proyección esté en desarrollo. Pero con esa potente identidad la cantautora no está dispuesta a ceder a invitaciones o consejos que le sugieren una mayor apertura extramusical y así como rechaza a la prensa chilena (¿alguien leyó una nota negativa de ella en un medio musical?) está más preocupada de no "venderse" a la Nueva Mayoría que de asumir una carrera en el plano internacional con los elementos y características que eso requiere. 

A un año del triste episodio del "cara de nana" (debate que la propia artista levantó en redes después de su presentación en Lollapalooza) Tijoux tomó más distancia aún de los medios de comunicación mezclando a SQP (¡eso no es prensa!) con Qué Pasa o El Mercurio.  Se niega a dar entrevistas y no parece dispuesta a apoyar su éxito, con todo el derecho del mundo pero con una falta de manejo  que puede retrasar ese estatus de carrera internacional y de que en Chile todavía se desconozca las huellas de su alcance además de los comunicados de la prensa extranjera.

¿Ana Tijoux en el Festival de Viña del Mar? ¿Como un paso consagratorio? ¿Como representante femenina de la música chilena? ¿Como una artista chilena con proyección internacional? Todas. La duda es si ella se puede sentir cómoda con tanta farándula encima y si un evento de este tipo puede ser interesante para una figura de rap comprometido y carácter poco condescendiente. ¿Vale la pena exponerse a eso? Su paso por Lollapalooza sabemos de que manera se recordó y en eso Viña puede arriesgar bastante más. Tal vez es tiempo de asumir que no todo es para salir en el Festival de Viña y que lo de imponer artistas locales por Twitter es parte de un populismo de minorías que parecen mayorías y una prensa que mientras más es rechazada más quiere hacerse parte.  


            La revolución de Ana Tijoux (2011)
            Ana Tijoux; El rap de los que sobran (2014)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario