11 dic. 2014

Un 20% para el 10%

Diario El Mercurio
El Senado aprobó el proyecto de ley que exige un mínimo de 20% de música chilena en la programación musical de las radios.  Tras varios años de discusión, lobby, correcciones y la expectativa de músicos que por ahora no son tocados en las FM. Lo interesante de este proyecto es que esta ley no asegura que eso vaya a cambiar. 

Se veían en las graderías del Congreso músicos políticamente opuestos como Ginette Acevedo, Gloria Simonetti, José Alfredo Fuentes, Luis Dimas, Álvaro Scaramelli, Aguaturbia junto a Cecilia Echeñique (con su esposo Senador votando en la sala), Florcita Motuda, Quique Neira, Valentín Trujillo, Sol y Lluvia o el ex guitarrista de Los Prisioneros y actual escritor. Todos apelando a una misma causa en plan sindicato, aunque bien sabemos que finalmente cada quien alega por si mismos porque no los tocan en las radios "controladas por las multinacionales desde Miami" como expresó un vocero del movimiento. Insinuando que el posicionamiento de Los Vásquez o Gepe -que si suenan- ha sido ordenado por el imperio yanqui 

Los más adultos deben recordar en los tiempos que la señora Simonetti era impuesta en los medios por lo que no sorprende encontrarla junto a otros generacionales exigiendo presencia radial a partir de una orden, pero para ventaja de las radios existe tanta otra música chilena que no será necesario abrir los compilados de la sociedad de autores con canciones de los músicos del directorio. Y aunque el marido de Cecilia Echeñique firme un proyecto de ley la mayoría de las radios de este país no van a tocar a la cantante (y en eso los -auto-premios Altazor no sirven de nada). 

En las próximos semanas se podrá ver en las puertas de Iberoamericana (el mayor consorcio radial del país) filas de músicos con ley en mano exigiendo ser programados y más de alguno recurrirá a los tribunales de justicia de no cumplirse la norma para si mismo. Lo cierto es que las radios no estarán obligadas a programar sus canciones sino están en la línea editorial o sonora y si se trata de cumplir con porcentajes solo se multiplica lo que ya suena y conoce. Pero cuidado, si el consorcio IARC finalizara el proyecto de Radio Uno (solo música chilena) centenares de bandas quedarían sin espacio ni pasada en el FM. El tiro por la culata como se dice. 

Podrán exigir que los toquen pero no pueden obligar que el público los escuche, para eso se necesita bastante más que sonar en la radio. La difusión es mucho más amplia que eso y requiere de un trabajo adicional de shows en vivo, prensa, presencia en redes pero también de público interesado apoyando. Por eso era más interesante producir contenidos (programas temáticos, transmisión de eventos, entrevistas) que solo pasar temas. Sin concepto, sin singles, sin comunicación este proyecto solo será útil para reforzar la carrera de quienes ya están sonando y por ventajas extramusicales a músicos acomodados en algún círculo político o elite sindicalista. Hay que considerar que SCD será la encargada de fiscalizar y proveer de temas a las radios (como también a cargo del cobro) pero los conflictos de interés al interior de la organización han sido de debate público. 

Ahora proyecto en mano los más beneficiados con el 20% son el 10% de músicos chilenos que ya sonó y seguirá sonando.

Link recomendado; Juan Pablo González y el 20% en El Mercurio 

1 comentario:

  1. Tremeno viejo, fuerte y claro una vez más. No exagero si digo que en todos estos meses, excepto por tu blog, no me he encontrado con ninguna opinión cuerda al respecto.

    Acá es evidente que hay intereses personales creados, adornados con su "preocupación por la música nacional"...ja!!

    Saludos y te felicito.

    ResponderEliminar