23 nov. 2014

Feria Pulsar y Primavera Fauna 2014, la música que sigue

Francisca Valenzuela, crédito; @AlisonMandel 
El fin de semana más musical del año convocó a miles de capitalinos en la quinta edición de Feria Pulsar, la cuarta versión del Festival Primavera Fauna y Legalize Festival. Tres espectáculos con distintos horizontes pero que demuestran el buen momento por el que atraviesa la cartelera de conciertos, más diversa y convocante. 

El viernes comenzó Pulsar en la Estación Mapocho, feria de la industria musical chilena organizado por la SCD (Sociedad del Derecho de Autor) por quinto año consecutivo. Destacó la presentación del grupo femenino Mamma Soul que pese a los cambios de formación mantiene una base musical sólida en matices y energía, ese show mereció un escenario mayor. Luego en otro punto del recinto se presentó Oddó con un set de pop bailable apoyado de una cuidada proyección en escena, así un nombre en ascenso para las apuestas aunque todavía falta convencimiento en su rol de frontman. Y siguió Javiera Mena en el escenario central mostrando las canciones de su nuevo disco 'Otra Era' más bailable que de costumbre y resolviendo las inquietudes de sus anteriores shows, está vez acompañada de un programador se permite más movilidad y seguridad para no perder el hilo conductor de su nueva obra; El baile. 

Astro, crédito; Carlos Muller 
Para el sábado la agenda marcaba una nueva versión de Primavera Fauna en Espacio Broadway. La música comenzaba a sonar a mediodía con picnic y piscina frente cuatro escenarios paralelos.  Entre otros tocaron Real Estate (menos novedoso de lo pronosticado) y el grupo argentino Banda de Turistas dejando en deuda el legado del buen pop rock argentino. En otro costado Erlend Oye logró amenizar el atardecer con canciones que representan todo el concepto indie pop que la ocasión pedía. Por otra parte lo de los nacionales Astro sigue siendo extraño de definir; Mucho grito y pocas variedades ante el amplio público que los acompañó. Mientras el galo Yann Tiersen hacía algo bastante más extraño con musicalidad y madurez, entre lo más interesante de la jornada. Vendría Mogwai a escala mayor y Tame Impala sonando impecables en dos facetas distintas del rock, cuando Electrodomésticos se perdía ante un mínimo de auditores en un escenario simultáneo. Pero lo de Icona Pop resulta aún más curioso como número de cierre, una música bailable y pre-grabada que poco podía aportar al concepto del festival. Impecable producción (recordando las fallas de la versión 2012) y unas 9 mil personas en su convocatoria consolidando la evolución del evento. 

Y el domingo, mientras en el mismo Espacio Broadway se realizaba el Legalize Festival, se cumplió la tercera jornada de Pulsar (durante el sábado se presentaron Camila Moreno, Ana Tijoux y la Sonora Palacios). Destacó Gepe con un show consolidado en ritmo e identidad pop en la presentación más concurrida de la tarde. En otro escenario Marineros repletó la sala para mostrar 5 canciones de pop dulce y desalentado, que sin grandes matices ya encontró su formula. Para continuar con Francisca Valenzuela en el escenario central mostrando las canciones de su nuevo disco 'Tajo Abierto' con impecable puesta en escena la cantante arriesgó privilegiando las novedades y solo logró el primer coro masivo con su versión en piano de 'Afortunada'. Aunque lo más interesante ocurrió después con 'Armadura' (la mejor de su tercer álbum) y el single 'Prenderemos Fuego al Cielo' que gana energía en directo para cerrar con uno de sus mejores singles 'Qué Sería' (2011). Entre otras instancias estuvo el periodista Manuel Maira presentando su segundo libro 'Bajen la Música' sobre el acceso y consumo de música en sus distintos formatos en los últimos 25 años. 

El Mercurio
Mal por la diminuta cobertura del diario El Mercurio (foto) que sigue sin interesarse en cubrir grandes festivales como también sucedió la semana anterior con festival Frontera. Y en tiempos de poca cobertura se valoran más las opiniones de Marcelo Contreras (Diario La Tercera) y David Ponce (EMOL). 

Un buen fin de semana para la música y la industria local que la rodea, con eventos concurridos y bien producidos donde además las bandas locales son parte destacada. Cada uno de estos eventos cumple un rol y logró generar su propia audiencia. Por supuesto que cosas que mejorar; Pulsar debería apostar por menos shows y concentrar a los proyectos más activos, de los 80 seleccionados este año muchos demasiado emergentes para compartir escenario con quienes están marcado pauta y este debiese ser un encuentro más consolidatorio que una plataforma para mostrarse. De paso cuidar las charlas y clínicas que a veces son empañadas por los shows simultáneos.  

Por su parte Fauna es un concepto que no requiere modificaciones y donde los shows nacionales tienen las mismas condiciones que los números visitantes (se pudo ver en el backstage y en los escenarios). Solo queda insistir en su marca con proyectos interesantes y diversos. Seguimos atentos a la música que viene. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario