10 feb. 2012

Sin lucro, todavía se venden discos en Chile.

No es cierto que no se venden discos pero si que se venden menos. Todo es cuestión de acceso (valor y dónde comprarlo) y es en la distribución donde las multinacionales mantienen su ventaja y FeriaMix un monopolio.

En un país donde el acceso a las tarjetas para comprar música en cadenas como Amazon o I-Tunes aún es limitado, los CD´s son un objeto de colección para fieles y también la opción legal de otros consumidores que buscan el álbum del momento (Adele ha vendido 16 millones de copias en el mundo y lleva meses en la lista de los más vendidos en Chile).  

El CD sigue siendo una herramienta de promoción para el proyecto y sus shows en vivo, aunque está lejos de ser el negocio que sustento el majestuoso mercado musical de la década noventa donde el financiamiento de discos chilenos superaba, en algunos casos, los 50 millones de pesos. Y en la actualidad los números están mucho más limitados pero aún lo que queda de industria busca el modo de sostener su trabajo mientras se resuelve el tipo de plataforma en que los sellos continuarán participando del negocio. 

Por ejemplo, Universal Music Chile logró un acuerdo con el departamento de marketing del diario Las Últimas Noticias para la distribución de algunos de sus lanzamientos obteniendo positivos resultados con los últimos discos de Los Bunkers y Myriam Hernández, a un precio más accesible en todos los kioscos del país. 

Se pueden vender discos el punto es cómo acercarlos y el problema es depender de una principal distribuidora donde los vendedores no entienden la música y resulta un problema encontrar nuevos discos independientes. Y para los sellos pequeños la distribución es el mayor desafío, facturación, venta, presencia y el seguimiento de las ventas. 

¿Cuántos no han buscado el disco de Javiera Mena (aunque ya lo descargaron) en cuidades como La Serena, Antofagasta o Temuco sin resultado? Probablemente si sus ventas de CD´s actualmente no superan las 2 mil unidades con una buena distribución (y precio) podría vender el doble o más. Y aunque con esas cifras no recuperara la inversión de grabación si es una manera de fidelizar a quienes la siguen escuchando. 

Los sellos, las agencias, los artistas buscan nuevos modelos de negocio para su música, como la participación de marcas en la producción de conciertos, video clips y concursos en redes sociales. Ese es el camino que los discos (ya sea CD, DVD, vinilo o online) deben ir capitalizando, porque hasta hoy, el 2012, aún sigue siendo un modelo. Y en el fondo este mercado sigue siendo conservador en términos de promoción y distribución de la música, con radios, prensa escrita y grandes y pequeñas tiendas donde se pueden comprar discos, por lo que no se puede renegar la opción cuando la mayoría de los grupos publica un tiraje de sus álbums, distinto es si no se venden y proclamar que "ya no se venden discos". De todos modos en un mercado como el nuestro las superventas no le dieron la rentabilidad a los músicos, la piratería solo perjudico a la industria que le financiaba la grabación, los clips y promoción.  

Si el público asiste cada vez más a conciertos y salas de cine yo no me atrevería a descartar el CD al menos por hoy y los próximos 3 años. Algunos sostienen que después que bajas tu primer disco gratis ya no puedes volver atrás, y otros que están dentro del sistema de descarga pagado creen tener resuelto su rol en el mercado cargando canciones a su mp3, y todos defienden su opción, lo que consige un efecto de libertad y elección que ninguna industria quiere permitir. 

Los sellos llegaron tarde a la discusión y hoy deben observar como sus artistas y distribuidoras ponen sus propias reglas, por lo que solo queda luchar por seguir fabricando hasta que el formato colapse y un nuevo (re) invento les permite seguir siendo parte en una relación que se trata de músicos y el público. 

Todo es cuestión de acceso, cuánto y dónde comprarlo, y no solo se trata de coleccionistas cuando bandas clásicas como U2 o Coldplay venden 10 mil unidades en Chile o cuando una artista nueva como Adele vende 6 mil (no es un producto de TV, telenovela, ni disco infantil que tienen montos asegurados). Y si lo llevamos a los nombres locales solo en el 2011 seis artistas nacionales superaron el Disco de Oro por más de 5 mil copias facturadas. Son cifras pequeñas en un mercado pequeño con pocas oportunidades, tal mal no estamos. 


LINK
¿por qué en Suecia se venden discos? (Rolling Stone Argentina)


Encuentra CD´s chilenos en La Tienda Nacional y discos digitales en Portaldisc.com