25 feb. 2012

Archivo Prensa: Jazzimodo 'Cortar y Pegar' (2011)

El dúo Jazzimodo integrado por la cantante Paz Court y Lautaro Quevedo presentó su segundo álbum 'Cortar y Pegar' el lado más fresco y luminoso del pop chileno 2011.

Prensa Roberto Carreño Comunicaciones & Medios


“Cortar y Pegar” es un disco muy acorde a la temperatura ambiente: luminoso y alegre desde el primer single, “Castillos en el Aire”, se deja escuchar con una cadencia agradable, liviana. A veces jazz, a veces bossa, a veces soul, el sonido de Jazzimodo gana puntos con sus invitados: la guitarra de Ángel Parra en “Pelota”, DJ Caso en los scratches de “Como Fue” y Tea Time rimando en la elegantísima “Jazzinine” están entre lo mejor del álbum.
Ignacio Lira, Diario Publimetro (03/11/2011)

El dúo chileno Jazzimodo tiene nuevo disco. Se llama Cortar y pegar Y es el segundo trabajo discográfico de la cantante Paz Court y el pianista Lautaro Quevedo. "Esta vez trabajamos por separado con Lautaro, pero ambos estábamos claros en el giro latino que queríamos darle a las canciones, teníamos ganas de refrescar nuestra música. Lautaro es el más jazzero de los dos, yo pongo lo primaveral, lo luminoso", cuenta Paz. La combinación de jazz, electrónica y pop coinciden una vez más en un disco de melodías frescas. Castillos en el aire se llama el primer sencillo (se puede ver en YouTube) que antecede al corte promocional, su particular versión baila le del bolero Cómo fue.
Diario La Hora (30/11/2011)

"A veces, en su segundo disco, la luz es mención literal, como en el encantador pop salsero de “Cómo fue” o en “Final feliz” dos canciones que asocian el enamoramiento a un golpe de brillos bienvenidos y enceguecedores. Pero, está, sobre todo, en la opción por arreglos de contagiosa frescura, deudores por cierto del jazz —es ésa la principal escuela de ambos músicos—, pero también de ritmos afrocaribeños (al solo de piano que se escapa en “Maleza”, por ejemplo, debe caerle muy bien Bebo Valdés) y pop electrónico, este último ordenado entre las manos de Lautaro Quevedo y teclados de timbres diversos. Todo muy radiable, muy alegre, y de una ligereza que nunca es liviandad".