1 may. 2011

¿Cómo se produce tanto pop en Chile?

Hubo una época en Chile que la definición pop era considerada una ofensa, incluso algunos  baladistas se esforzaban en explicar que en realidad eran rockeros. Nadie quería ser pop. Pero llegaron los 2000's y una generación de jóvenes que hacían música con programas de Internet  empezaron a generar otro concepto desprejuiciado y directo; "mientras más pop mucho mejor" y discos que habían sido reventados en su momento -como el trío superpop adolescente Supernova- ganaron prestigio. 

Esa es la ventaja que tienen nombres actuales como Gepe, Javiera Mena y Alex Andwanter (ex Teleradio Donoso, ahora Odisea) en la escena capitalina: La redefinición de pop es por un concepto más diverso, a veces liviano pero bien producido dentro del género de la canción y así lo vive una nueva generación que surgió desde el Myspace y no desde la oficina de un AR desesperado por inventar un nuevo ídolo pop.   

Es lo que hizo Jorge González con sus influencias e inquietudes en el disco más vendido de Los Prisioneros 'Corazones' (1990) dejando atrás toda las regulares grabaciones que se hacían en Chile. Los grupos y solistas chilenos comenzaron a viajar y grabar fuera con productores de categoría internacional. Luego siguió La Ley (aunque siempre insistieron en que eran una banda de rock) y Nicole como dos ejemplos de pop extremadamente producido en una época que los sellos invertían plata en la producción de sus discos. 

El álbum 'Corazones' de Los Prisioneros fue uno de los primeros trabajos continentales del argentino Gustavo Santaolalla, que después trabajaría junto a Café Tacvba, Molotov, Julieta Venegas, Juanes, Jorge Drexler, Caifanes, Calle 13 entre otros aciertos del pop rock latinoamericano. 

"Partió la moda de grabar con productores extranjeros, la mayoría de los grupos quería irse a Los Angeles, a Nueva York, a Buenos Aires. Y de repente los bolsillos de las compañías (de discos) empezaron a resentirse por esta especie de sueño inflado. Se hiperventiló el rock nacional" dice "Chalo" Gonzalez (Mus.cl) sonidista y productor quien trabajó en los discos más importantes de Chancho en Piedra, Tiro de Gracia, Makiza entre otro centenar de discos nacionales. 

Pero hasta entonces en Chile todos se definían como rock y la etiqueta de "Rock Chileno" era para las radios la manera de separar todo lo que no era balada. Entonces grupos distintos como  Mandrácula, Mal Corazón y La Dolce Vita formaban parte del "Nuevo Rock Chileno" mientras que La Ley, más trabajados en estética y producción musical, eran mirados con distancia y recelo.  

"El pop es el futuro del rock" dijo alguna vez Gustavo Cerati, quien produjo 'Sueños en Tránsito' de Nicole (1997) que inició en Chile y terminó en Londres, provocando uno de los grandes debates del periodismo musical de la época con el disco mejor recordado de la cantante grabado a sus jóvenes 21 años. Y aunque su resultado estuvo muy debajo de las expectativas el disco superó las 35 mil copias vendidas. 

También BMG grabó a Paul Barreux bailarín del programa de TV 'Venga Conmigo'. El joven era "el rapero" de la Generación 2000, en 1997 lanzó un primer y único disco 'Kaviar Klub' (1997) producido por Claudio Quiñonez (quien había compuesto 'Dame Luz' de Nicole y trabajado con Venus y Solar). El álbum fue destrozado por los raperos de la época, aunque quizás si lo hubiese cantado cualquier otro ese disco pudo ser un hit. Claudio Quiñonez se dedicaría luego a producir a CIAO (punto inicial del grupo Kudai) y los discos de 'Operación Triunfo' Chile. 

Pero es el disco debut de Supernova (Supernova, BMG- 1999) el que generó más controversia y fue en su momento juzgado por ser un proyecto descaradamente de pop "comercial" (es decir que su resultado iba a ser exclusivamente evaluado según sus ventas). Con tres vocalistas adolescentes seleccionadas en un casting y un álbum producido bajo las ordenes de la dupla  Packman (Cristian Heyne y Koko Stambuk). Sin nada más que poner el rostro y sus pequeñas voces las chiquillas fueron sepultadas en sus presentaciones en vivo por botellas y cuanto objeto se tenía a mano. Mientras en la radio sonaban canciones como "Toda la Noche', 'Tu y yo' y el mega hit 'Maldito Amor' eran portada en revista Miss17 y vendieron unas 40 mil copias (según datos del sello). 

El tiempo le dio la razón a Heyne que además de producir hits pop había ganado prestigio en el underground y entre el periodismo musical con sus discos de Shogun. Pero fue después de Supernova que trabajó con Javiera & Los Imposibles, Luis Jara y los artistas "mainstream" lo buscaron para reforzar sus discos.  Una serie de trabajos como productor de discos (Anita Alvarado Remixes, Mal Corazón , Pali, Daniel Guerrero, María José Quintanilla, Sergio Lagos, Chancho en Piedra y el mundial Enrique Iglesias entre otros) en donde su vínculo con Javiera Mena ha sido -probablemente- el más atractivo e interesante de su curriculum, hasta ahora. Es 'Mena' (Unión del Sur, 2010) una de las producciones de mejor factura de los últimos años en Chile y de eso no hay dudas, guste o no la cantante, o sus composiciones. 

"Pero no nos ceguemos tampoco, Supernova y Stereo 3 generaron millones de pesos de derechos de autor, vendieron muchos shows, si hubieran estado bien manejados hubieran producido mucha plata. Supernova debe haber vendido como trescientos mil dolares en discos y la gente las conoce en todo Chile. Esa es una diferencia heavy entre los proyectos como Supernova y Stereo 3, que estaban hechos para ser masivos, y Gepe y Javiera, que les falta. Pero siempre he pensado que en la Javiera o el Gepe su raíz alternativa sigue ahí" dice Heyne (Entrevista). 

Mientras Javiera Mena, Gepe y Dënver (últimas producciones de Heyne) presentan sus respectivos discos en distintos puntos del globo encabezando la nueva línea de exportación de la escena "indie" capitalina, aquel significativo disco de Supernova es un referente en el pop nacional y hoy es reconocido en fiestas y se descarga por Intenet.  Ser tan pop no debe ser tan malo, pocos discos chilenos suenan así y una década después da la impresión que es mucho mejor disco que cuando se lanzó.  Y algo similar podría suceder con el primer disco de Lulu Jam 'Corazón Caliente' (2003) que el posterior fenómeno de los argentinos Miranda! colaboró en reivindicar. 

Mérito aparte para el ingeniero y productor chileno Humberto Gatica, radicado en USA, quien ha trabajado en discos de categoría mundial como Michael Jackson, Paul Anka, Mariah Carey, Elton John y los chilenos Myriam Hernandez y La Ley, quien es categórico "La oportunidad la tienen todos. Muéstrame un buen tema, o una voz que ofrezca algo diferente y ya está. Pero hay gente que canta horrible y pretende tener un estatus de Celine Dion o Madonna; mientras que otros, tienen talento, saben bailar, son inteligentes y hacen buenos discos, quizá no son grandes cantantes, pero hacen buenos discos" (entrevista). 

A pesar de esa idiota definición kitsch que se le quiere dar a alguna música en Chile se le ha perdido miedo al pop y se están valorando más las canciones que la historia personal de sus interpretes o cuánta responsabilidad tiene el productor en el talento. Y si es "arte o producto" pasa ya a ser una discusión añeja entre especialistas y músicos más doctrinarios. Finalmente el tiempo ha demostrado que un producto de este tipo puede ser una señal de arte como también el arte la inspiración para todo lo que conocemos como marketing y fenómeno comercial (por eso tantos músicos hacen jingles). En Youtube habrá espacio para todo, hay mucho pop que se desecha y otra que simplemente se rescata porque por alguna u otra razón sobresalió entre el resto y nunca es tarde para darle otra oportunidad. 

No hay nada de malo en ser pop, el problema es cuando lo único que quiere un cantante o una banda es ser popular, son dos historias distintas que sólo un buen productor puede enseñar. Así que quienes busquen hacer canciones o ordenar su sonido deberían poner más atención en quien sólo produce hits o que productor genera conceptos, un profesional que siempre, (siempre, siempre, siempre y repita siempre) la banda debe considerar mejor que ellos mismos para entregarle la responsabilidad de definir un disco, sea muy pop o el rock que siempre quiso hacer.   

10 SuperPop!
Kudai - Escapar (2004) Producido por GUZ
Pali - Para no Verte Más (2006) Producido por Kanguro (Heyne, Guerrero, Stambuk)
Supernova - Maldito Amor (1999) Producido por Packman (Heyne/Stambuk)
Stereo3 - Atrévete a Aceptarlo (2001) Producido por Packman (Heyne/Stambuk)
Sol Azul - Atrévete a Amar (1996) Producido por Prabha
Lulu Jam - Tu Luz (2008) Producido por Gabriel Vigliensoni
Frecuencia Mod - Duele Duele (1978) *
La Ley - Tejedores de Ilusión (1992) Producido por Mario Breuer
Los Prisioneros - Estrechez de Corazón (1990) Producido por Gustavo Santaolalla
Javiera Mena - Luz de Piedra de Luna (2010) Producido por Heyne

9 comentarios:

  1. "fueron sepultadas en sus presentaciones en vivo por botellas y cuanto objeto se tenía a mano"

    puede usted dar mas detalles sobre esto que le paso a Supernova?

    ResponderEliminar
  2. Los 3 eventos que las vi el público estuvo en contra y les tiraron objetos, aunque deben haber hecho 200 shows, pero hay que tener en cuenta que no cantaban bien y que en esa época la moda era "pifiarlas".
    Recuerdo también que una vez debieron salir del palco de invitados en un show de Lucybell en la Estación Mapocho (ellas eran parte del público VIP, no actuaban esa noche). El público las reconoció e insultó hasta que dejaron de ser visibles.
    Cuando "volvieron" hace un par de años lo pasé muy bien en ese show, fue divertido y ellas convertidas en estrellas pop con una discoteque Blondie saturada.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Roberto. Recuerdo a Jorge González en una entrevista: «Es mucho más difícil hacer buen pop que hacer rock». Tiene bastante razón. No puedo irme sin decir que creo que gente como Humberto Gatica es el anti pop: desdeña la síntesis, la melodía, para ensuciar todo con sobrearreglos ampulosos y cursis. Te aseguro que cree muy superiores los discos de Mariah Carey que los de Pet Shop Boys. Entiendo el pop como todo lo contrario a eso.

    ResponderEliminar
  4. Hola Marisol.
    Si, Jorge González tiene mucha razón, es lo que dicen sus canciones 25 años después. Y en realidad da gusto leer sus declaraciones de archivo, parece que tenía bastante claro el escenario en aquella época.
    El trabajo de Humberto Gatica creo no podía quedar fuera si hablamos de producción pop, y hay decenas de hits que lo avalan. Aunque si, probablemente su visión de una buena "producción" es muy distinta a lo que otros buscamos, Celine Dion o Mariah Carey son dos artistas que no escucho ni borracho.

    ResponderEliminar
  5. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  6. El comentario anterior no correspondía a esta discusión por lo que fue eliminado.

    ResponderEliminar
  7. Boris Reyes Olivares2 may. 2011 18:21:00

    Escribo desde la tribuna de un músico (actualmente) desconocido, pero siempre atento a los cambios y desarrollo de la escena nacional.

    Mi opinión es que el pop es un género tan respetable como cualquier otro, y que requiere tanto o más trabajo quizás que otros estilos. Es cosa de darle a un rockero de mente cerrada el desafío de crear una buena canción pop y veremos qué pasa. Además, cualquier persona dedicada a la música en serio sabe que todos los géneros comparten algo de pop, entendiendo “pop” como “melodías que se quedan pegadas fácilmente en la cabeza, lo que te facilita recordarlas”. Si no, nadie podria tararear melodías en ninguna parte (sin necesidad de nada más sonando). Podría decir que desde la música barroca existe música pop, considerando que ya esa música constaba con una estructura fija que la hacía más “digerible” al oído humano.

    Concuerdo en muchos aspectos de los que se mencionan en la entrada, como la proyección de los músicos pop chilenos y la reivindicación (aunque siempre fueron buenos) de los discos de Supernova y Lulu Jam, además de la consideración al “Mena” de Javiera Mena, como uno de los discos con mejor producción hecho en Chile. Estoy perfectamente de acuerdo.

    A mi me tocó producir el disco que marcó el regreso de Venus a las pistas (“Atrapada”, 2009), y se me encargó una mezcla de sonido entre la rudeza del rock industrial pero sin dejar fuera elementos pop, es decir, un punto intermedio entre los dos discos que ya habían editado. El resultado lo juzgará el público y la historia, jejeje...

    La moraleja es: “Larga vida al pop”, y qué bueno que actualmente exista un público que reconoce el trabajo detrás de esos sonidos a veces “saturados en tanto sintetizador” y “de sonido plástico”. Creo que es un rubro en crecimiento, “el futuro del rock” (Cerati), y en definitiva, una opción más a la larga paleta de sonidos que podemos elegir, o no.

    Saludos Roberto Carreño, es muy bueno tu blog.

    ResponderEliminar
  8. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  9. Amo a las Supernova
    saludos de Peru

    Vane

    ResponderEliminar