26 abr. 2011

Las bandas más sobrevaloradas del rock chileno actual

Los sobrevalorados no son lo más malos necesariamente. Son aquellos grupos que han sido muy expuestos y apoyados por la prensa musical de tal modo que proyectan algo que no son.

Y pareciera que nadie puede pensar lo contrario porque te acusan de resentimiento, amargura o que no entiendes el buen rock. Pero el "buen rock" ¿necesariamente debe sonar sucio, desafinado y ser tan impopular que a pesar de todo lo que se escribe de estas bandas no crecen?

Aunque el problema mayor es la subvaloración, el menosprecio a tanta música que por prejuicios estéticos  son discriminados por el periodismo que más que potenciar o apreciar fenómenos se pasan gran parte del día buscando la "nueva promesa indie". Esas bandas que van a escuchar los amigos, actores de la tele y que no pasan del segundo disco. 

Y dentro de este contexto también hay matices como bandas que han tenido mucho más tele y radio de lo que merecen (Difuntos Correa, Sabina Odone, Silvestre o el uruguayo acomodado en Chile Gonzalo Yañez), bandas con demasiado apoyo en revistas musicales como Extravaganza y Rolling Stone que no avanzan (Familea Miranda, Matorral, Amongelatina, Alamedas, Jiminelson y todo el catalogo Algo Records), los protegidos del WIKEN (Pasquala Ilabaca, Cadenasso) hasta grupos que por proyectos anteriores tienen atención garantizada (ex Los Prisioneros, ex Los Tetas, ex Tiro de Gracia, ex Weichafe, ex Lucybell, ex Makiza, ex Gondwana, ex La Ley, ex Los Tres, etc). Incluso hubo una banda que tuvo prensa porque su disco debut se llamaba igual al álbum de regreso de Los Tres 'Hágalo Usted Mismo' (cosas circunstanciales) pero después de eso no se supo más, o las bandas de gente que sale en la tele (Dina Gómez, Bobo, Sergio Lagos, 3x7 21) o los hijos de una influyente (ahora ex) ejecutiva de Canal13 que llegaron con "orden de publicar" a las reuniones de pauta de los diarios.   

Y también se escribió tanto de discos de Compiuters, Tsunamis, Mostro, Maria Perlita, Nea Ducci absolutamente inflados. Pero lo cierto es que no cambiaron nada y nunca estuvieron por sobre el nivel de otros "indies" como Taller Dejao o bandas populares como De Saloon, que con poca atención de la prensa musical son uno de los grupos locales más presentes en radio y la cartelera local.  O el caso de Chico Trujillo, tuvieron que pasar 10 años para que los medios se dieran cuenta del arrastre y como siempre llegaron tarde al fenómeno (y su líder "El Macha" evita hablar con la prensa). 

La radio también tiene responsabilidad cuando discriminó buenas canciones de bandas independientes como Jirafa Ardiendo, Mecánica Popular, Elso Tumbay, Solar, Mal Corazón o Casanova para dar lugar a tantos grupos con menos proyección como Melvin Crema y Phono. Pero en el éxito de un proyecto la prensa, los medios o el periodismo no es lo primordial. Si no hay música, repertorio, sonido o actitud todo lo que se escribe no servirá de mucho para mantenerse porque no se sustenta. 

Este listado no es de los peores grupos, los más mentirosos ni nada parecido. Es simplemente un ranking de esas bandas chilenas que siempre aparecen  en la prensa pero no por hacer algo importante en la música (necesariamente). Esos grupos sobrevendidos por el periodismo musical pero que en la práctica son sólo parte de un movimiento estancado y que injustamente tiene más "reconocimiento" por el simple hecho de salir en el diario, portales "shuper" o una revista que los catalogan de "revelación" fácilmente.  

Esta lista de "sobrevalorados" no incluye a Los Bunkers, Chico Trujillo, Javiera Mena, Gepe, Manuel García, Francisca Valenzuela y otros artistas locales mediáticos porque al menos en todos estos hay un sustento artístico y popularidad que les permite proyectarse. Los que están está lista han tenido más espacio y oportunidades que el resto, y que fuera de su contexto no dicen mucho. 


CARLOS CABEZAS
Es por trayectoria el más sobrevalorado por el periodismo musical. Desde Electrodomésticos y todo lo que ha hecho Cabezas ha contado con el apoyo estricto del "medio" incluyendo el retorno y separación de su emblemático grupo.  Pero pocos se atreven a cuestionar que se pasó 13 años anunciando un disco con el que finalmente sólo salieron buenas críticas pero que se quedo ahí porque simplemente suena como las canciones que no publicó en su más brillante trabajo 'El Resplandor' (1997). No hay ni una novedad, nada transgresor ni revolucionario para el pop o rock chileno y su disco de boleros es idéntico a lo que hizo en 'La Nueva Canción Chilena' (2004) de Electrodomésticos así que de original nada. Finalmente, después de todo lo que produce, graba, anuncia y dice ese público que lo sigue sólo quiere escuchar 'El Frío Misterio' de 1987 de este personaje "de culto". 

SE HA DICHO
"Éste se considera su primer álbum propiamente autoral desde El resplandor (1997)— son, a fin de cuentas, ventaja para una música que parece nacer siempre desde un lugar diferente, sin un aparente vínculo con tendencias ni con un cauce creativo predeterminado" Marisol García, EMOL.COM (2010)

"Desamanecer. Un álbum de complejas texturas electrónicas, que tiene algunas de las mejores canciones que este hombre haya compuesto nunca (sobre todo El viaje, una suerte de proto punk con bronces andinos y una letra fantástica) y que fue mostrado en estricto orden cronológico con dos bateristas y una pulcritud pocas veces vista en la música nacional" Mauricio Jurgensen, Diario La Tercera (2010). 

"Esta aventura es menos ruidosa y frontal, pero con más pliegues y colores. Debe ser uno de los títulos que mejor describe el sonido de un disco reciente. Desamanecer, entre el día y la noche, un ocaso en reversa, la pérdida de la materia y la memoria en un momento perpetuo, el arte de desaparecer entre las luces bajas y confusas" Sergio Cancino, SergioCancino.blogspot.com (2010)

Desamanecer se desentiende de la espera y amasa la tensión con una predilección por atmósferas oscuras (“A saber de ti”, “Antes de la guerra”), apañadas en drones y murallas sintéticas que saludan su pasado junto a Los Electrodomésticos" Marcos Moraga, Diario La Nación (2010). 

"Es cierto que Carlos Cabezas es poseedor de un estilo sólo atribuible a su persona, ya sea con los Electrodomésticos o en sus escasas entregas como solista. Y, en realidad, es bueno que así sea. Es bueno que exista un Carlos Cabezas en medio de la autocomplacencia de un medio que se limita a imitar, en varias ocasiones, modelos preconcebidos" Felipe Kraljevich M, revista Rockaxis (2010). 


PERROSKY
Este ranking tiene mucho de Algo Records y está es su banda símbolo. Un grupo que a muchos les suena chileno, original, fresco, folk inteligente y no sé qué más, cuando son simplemente dos compadres buena onda que tocan canciones divertidas. Pero de ahí a ser un grupo genial o interesante poco o nada. Hace años aparecen en las listas de "lo mejor" del año en la prensa pero no suben y quedan donde mismo, con suerte podrían llenar la Sala SCD de Bellavista con 120 personas (y por suerte no suenan en radios). Pero el empuje de los medios amigos del director del sello Algo Records le ha ayudado mucho a la carrera de Perrosky y las bandas del sello, que después de todo tienen el Bar Loreto para hacer su "escena".  Pero hay que ser realistas y honestos, esto no va a salir de ahí.  

DICEN POR AHÍ
"El ritmo y la calle es su primer disco de larga duración, y en él despliegan lo que han madurado en vivo: rock, blues y rock and roll, pero con acento chileno" David Ponce, Emol.com (2006)

"El álbum entrega lo que promete y algo más. Aquí hay calle y , mejor aún, es auténtica. Y claro, aquí también hay ritmo. Mucho y muchos ritmos" Marcos Ortiz (Revista Blondie, mayo 2007).

"Perrosky una oferta local atípica, energizante y cuidada, a la que se sigue con el pie y dan ganas de correr a ver en vivo" Marisol García, Emol.com (2010)

"Perrosky nunca fue una banda de grandes pretensiones, aún cuando su apuesta independiente por el rock mínimo de raíz antigua fuera toda una osadía para el popero mercado chileno" Nicolás Alonso (Revista Rolling Stone, febrero 2011). 


ASTRO
Este es el más reciente fetiche de la gente del medio. "¿Cachay a los Astro´s? son terrible minos" dice la niñita de pelo alisado en la puerta del Bar Constitución. Pero al entrar el sonido es pésimo, la música no se entiende y la gente conversa mientras tocan pero aplauden cuando termina "la canción" y se escucha en alunisono "mijito rico". Acá todo es pura onda, de música bastante poco y las influencias son tan evidentes que lo mejor del show es la gente linda que los va a escuchar. 

"Son parte de una nueva generación de músicos que se sacudieron de la atávica influencia brit y guitarrera para entregarse a lenguajes más actuales, donde las canciones y sus efectos son más relevantes que las pretensiones de originalidad. Porque no hace falta ser demasiado sagaces para notar en su música referentes de contemporáneos del indiepop electrónico como MGMT o The Knife, pero lo que distingue a Le disc de Astrou de otros intentos de réplica es la consistencia de sus composiciones y la sofisticación de sus arreglos" Luis Felipe Saavedra (Mus.cl, 2009)


FOTHER MUCKERS 
Los Fother Muckers son la banda más llamativa de un movimiento de grupos que el periodismo intento usar para reemplazar a Los Bunkers cuando estos alcanzaban su mejor momento.  Pero hasta ahora desde que el grupo penquista llego a Santiago en 1999 no ha surgido ninguna banda con ese nivel en Chile. Y aunque los Fother Muckers son trabajadores y poseen una definida genética pop les falta producción y en sus discos siguen sonando como demos. Se ha escrito maravillas de ellos en prensa y cuentan con un par de influyentes seguidores (como Nicolas Copano, Javier Sanfeliu y los críticos musicales Marcelo Contreras, Mauricio Jurgensen y Sergio Cancino) por lo que hay entusiasmo y expectativa con ellos, pero si no cruzan la barrera de sus registros anteriores es muy difícil que pasen más allá de los buenos comentarios.  Hace dos días el grupo cambió de nombre. 

SE HA ESCRITO
"En este nuevo grupo chileno no hay malas palabras, porque tocan un rock en estado natural y sin domesticar pero al mismo tiempo gentil, y donde aunque todo salga mal hay motivo para llorar de felicidad" David Ponce, Emol.com (2006)

"Entre las catorce pistas de No soy uno a veces llueve y en otras para, a veces hay brisa y luego llegan torbellinos, pero no hay mal tiempo con este grupo rockero chileno, que tiene una de las mejores colecciones de canciones de su tiempo" David Ponce, Emol.com (2007)

"El de Fother Muckers es el triunfo de la sencillez, de la canción sin pretensión y los versos cotidianos" Mauricio Jurgensen, Diario LaTercera (2009)

"Entre el primer y el segundo disco avanzaron el trecho que va desde hacer un EP de seis pistas a terminar una colección completa de canciones. Entre el segundo y el tercero descubrieron maneras nuevas de iluminar y acentuar ese sonido inicial. Y entre el tercero y el cuarto siguen igual de bien encaminados: ahora Fother Muckers no sólo hicieron una colección sino un sistema de canciones, en el que todas tienen más que ver entre sí, como un modelo para armar" David Ponce (Mus.cl, 2009). 

"Fother Muckers son dueños de la chispa para componer pop a concho, de letras lúcidas capaces de dibujar escenas cotidianas y sensaciones con claridad, hilando coros se hacía antes de que rock se tiñera de LSD y distorsión" Marcelo Contreras, Revista I-Pop (2010). 

"Así, Si no tienes nada que decir... es un nuevo paso en la acelerada carrera de Fother Muckers. ¿Adónde? Por un lado hacia la calidad cancionera (melodías, arreglos, ejecución). Por otro, a seguir estableciéndose en la categoría "bandas que importan". Veremos si despiertan nuevas vocaciones en la desértica escena local" Juan Carlos Ramirez, Emol.com  (2010)

"Acá la historia la escriben los perdedores, escudados bajo un manto de rock melodramático, con parentescos distribuidos entre los beat 4 y el brit pop noventero" Marcos Moraga, Diario La Nacion (2010)

"Dentro de la creciente escena rockera nacional, son pocas las bandas que muestran una evolución tan sostenida y tantos avances en su música como lo hace Fother Muckers. El cuarto LP del grupo los encuentra en su momento de mayor popularidad, con un público fiel que es constantemente gratificado con excelentes shows, una discografía prolífica, y sobretodo, buenas canciones" Alvaro Rojas, Revista Rockaxis (2010)

THE GANJAS
La banda más telonera de Chile. Sus amigos de DGMedios los han impuesto en cuanto festival internacional viene al país, incluso es tanto que para no colar a The Ganjas sus integrantes revivieron a Casino para abrir a Radiohead en Santiago en uno de los teloneos más inexplicables que ha habido en la producción local. Y sus amigos y contactos de revistas Extravaganza y Rolling Stone los han inflado por mucho tiempo, al punto de que así se consiguen auspicios, postulan a fondos y son invitados a tocar en eventos de marca de vodka. Buen lobby, la han vendido bien, pero ir a verlos en el 2011 no es distinto a haberlos escuchado hace 6 años, todo suena medio extraño, volado y potente pero en el mundo hay cientos de bandas así y mejores que se pueden ver a través de Youtube. Pero lo que más cuestionable de The Ganjas es la venden de "indies" y están más apitutados que cualquier banda mainstream del medio local. 

DICEN QUE 
"El primer disco de este grupo chileno es una fiesta en la que los invitados tienen cariño por el dueño de casa: The Ganjas reciben aquí a cualquier sonido que tenga que ver con el rock como una manera de emprender el vuelo" David Ponce, Emol.com (2002)

"A medio camino entre el stoner rock y el rock espacial, The Ganjas transita un camino musical absolutamente novedoso para el empantanado rock chileno" Alejandro Alaluf (Revista PicNic, diciembre 2003). 

"El cuarteto da rienda suelta a sus ya conocidos jams sicódelicos que se pasean por el blues, el dub y el space rock" Alejandro Alaluf (Revista Picnic, octubre 2004). 

 "Ya no sólo en el reggae, en el rock ni en la psicodelia, sino además en The Cure y en el Cuzco, en el gallo que canta al comienzo del disco y en los queltehues que gritan casi al final. La música de The Ganjas sirve para volar en cualquier dirección y a cualquier altitud" David Ponce, Emol.com (2005)

"The Ganjas es por sobre todo un grupo y en este álbum eso se nota" sobre Laydowm, entre los 50 discos del año 2005 (Revista Rolling Stone, febrero 2006). 

"Con este trabajo el grupo confirma su apuesta por un sonido propio, único, y que no tienen ni una sola preocupación por caer en formatos ni estándares exigidos por las radios, ni mucho menos pretensiones de llegar a segmentos más masivos" Cristóbal Dumay (Revista Rolling Stone, Agosto 2007).

"Más de diez músicos entre invitados y titulares del trío original han pasado por The Ganjas, pero con siete años de vuelo ya es claro que incluso más allá de todos esos tripulantes y copilotos el protagonista es un pasajero intangible: es el sonido. En cada alineación y disco el grupo chileno ha puesto nuevos matices a su forma de hacer rock lisérgico, y al mismo tiempo ha expandido su espacio" David Ponce, Emol.com (2007)

"Casi ocho años han pasado ya desde las primeras jams sin más sentido que el placer de tocar, y hoy The Ganjas se ha instaldo fuerte como una de las bandas más sólidas de la escena indie chilena. También han pasado cuatro discos, una herencia que registra una exquisita mezcla de rock espacial, reggae, dub, y stone rock, dejando espacio a las improvisaciones volátiles y a los paisajes sicodélicos" Sebastian Garay (Revista Rolling Stone, noviembre 2008). 

"Suenan un poco a The Verve y a Primal Scream, con líricas en inglés y mezclas de rock, reggae y algo de sicodelia. Un grupo que parece haber salido de la escena brit" Stephanie Weber (Revista Rolling Stone, cotubre 2009). 

"Loose; éste es el disco más electrizante del grupo, con ese tipo de electricidad entendida desde los años los '80 como shoegazer, palabra que indica un tipo de rock sedante y narcótico a partir de la corriente eléctrica" David Ponce, Emol.com (2009)

Bonus Track 
CHINOY
Uno de los más amados y odiados de la lista. Desde que Chinoy apareció en Myspace como el chico punk que tocaba folk en el puerto de San Antonio recomendado por Mauricio Redolés que el denominado movimiento de la Nueva Canción Chilena ganó otra discusión. Y esos comentarios tuvieron sustento cuando Andres Wood convoca a Chinoy para grabar una canción en la banda sonora de su película 'La Buena Vida' que se convirtió en su paso a las radios y el músico comenzó a llenar recintos. Se escribió mucho, desde LUN hasta el Artes y Letras, pero en realidad las expectativas sobre su disco debut no se cumplieron. Y aunque tiene la ventaja de haberse ganado una fiel fanáticada que le perdona todo, sino hace un buen disco pronto pasará al olvido. 

SEGÚN HAN DICHO 
"Desde la primera canción, Que salgan los dragones, no queda otra que rendirse ante la evidencia: Chinoy sabe llegar al auditor. Y también convertir esta obra en un puente entre la trova ochentera y la apertura estilística potenciada por Internet" Juan Carlos Ramirez, Emol.com (2009). 

Menciones honrosas; LOS HOWLERS (no logramos saber si todavía existen después de su publicitado viaje a Nueva York), DEPLASTICOVERDE, GUISO (ya disueltos), FERNANDO MILAGROSNANO STERN