15 mar. 2011

Cuando un vocalista se va...

El joven cantante de Gondwana Maxi Vargas abandona la banda para dedicarse a una carrera como solista. Ocho cantantes han pasado por la emblemática insignia del reggae chileno que para los próximos meses tiene compromisos en directo en Perú, Panamá, México, Estados Unidos y en 6 localidades de Europa. La partida de Vargas no interfiere en la avanzada internacional de Gondwana, y será reemplazado por MC Jona quien oficiará de nuevo vocalista. 

La historia de cantantes con pretensiones solista no es nueva en la música chilena y históricamente ha existido un karma en las carreras en solitario de vocalistas que integraron bandas importantes. Desde Jorge González sin Los Prisioneros, Alvaro Henríquez sin Los Tres o Beto Cuevas después de La Ley, hasta Nicole Natalino fuera de Kudai, Leo Rey sin La Noche y el mismo Quique Neira sin Gondwana, ninguno ha superado el éxito ni repetido la consistencia que tenían dentro de un grupo. 

Pero las ganas de mandarse solo, de figurar más y por creer que basta una buena voz para consolidar un repertorio ha sentenciado algunas de las mayores historia de la música popular chilena. Y son muy pocas las excepciones de vocalistas que han mejorado la marca de sus bandas con carrera solista; Manuel García ex Mecánica Popular o Joe Vasconcellos como ex Congreso y Ana Tijoux como ex Makiza podrían ser tres casos relevantes a considerar. 

Pero pese a la enorme actividad musical que manifiestan algunos todavía no logran mostrar algo más trascendental que lo que fueron sus proyectos en banda; Carlos Cabezas será el eterno ex Electrodomesticos, Juan Sativo el Tiro de Gracia, T-Time y Funk Attack como los ex Los Tetas y Daniel Guerrero por siempre el ex La Sociedad. 

Hay cantantes que sólo sirven para cantar y destacan por sobre los otros por personalidad y carisma, pero en el ejercicio musical no cuentan con todas las herramientas necesarias para desarrollar una carrera solista. Siempre habrán músicos que tocan mejor la guitarra y gente que compone mejores canciones, y la muestra enseña que muchos talentos sólo funcionan cuando trabajan bien acompañados. 

Hay una mala practica en los grupos chilenos, integrantes colapsan con el éxito y quieren salir por más. Pero esos logros no son garantía para un mejor futuro -ejemplos de fracaso al por mayor- y la mayoría disuelve las bandas para mantener una carrera solista basada en las canciones más conocidas de su primer grupo.  Cuando un vocalista se va, para mejor o peor ya no será lo mismo. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario