25 mar. 2011

Ana Tijoux; El Juego Verdadero

Lo bueno de vivir en Santiago es que cualquier día puede pasar de todo, tanto como coincidir en la cartelera a una banda internacional como Morcheeba con una serie de grupos locales tocando en distintos puntos de la capital. Estaba Portugal en la Sala SCD, Oddo en El Clan, Juga Di Prima en Teatro del Puente y Dënver en Bar Loreto, entre otras presentaciones. ¿Hay público para todo esta oferta? Parece que sí, al menos los británicos rindieron un excelente función ante un completo Teatro La Cúpula mientras que Ana Tijoux hizo de las suyas en El Subterráneo.

Pasada la medianoche Latin Bitman fue el encargado de armar la fiesta con pegajoso un dj set, fiesta que la telonera Kinetica se encargo de desanimar (segunda vez que escucho a esta chica y de mal en peor, pero parece que tiene amigos bondadosos). Claramente la mayoría del público presente esperaba a Ana Tijoux quien sube al escenario como absoluta dueña de casa. Acompañada de un cuarteto de músicos (piano, programación, batería y bajo) y dos MC´s la primera dama del hip-hop chileno subió a rapear las canciones de su pulento segundo álbum '1977' (2009), álbum que le valió su primera nominación a los premios Grammy.

El recinto está completo y la banda suena de lujo, un escenario dispuesto para el triunfo de la ex voz de Makiza. La rima de Ana Tijoux es cada vez más precisa y en su performance le sube la potencia a 'Partir de Cero' y un temón como 'Las Cosas de la Vida' original de su ex banda ganando la absoluta atención de los asistentes. Y también sacude cerebros con '1977' y 'Crisis de un MC' asegurando baile, euforia y sudor. Esto es hip-hop absolutamente definido y no pretende otra cosa.

La primera vez que vi a Ana Tijoux en vivo fue hace ya 11 años y la última vez fue en el 2009 donde se podía apreciar su crecimiento como músico. Claramente es una mujer que se ha ganado su talento y es su mérito ser ahora una de las voces más reconocidas del rap latinoamericano. Y como no cualquier sudamericano le ha ido a cantar hip-hop a los raperos de Nueva York lo de Ana es real, aunque a ratos la improvisación se atora en lugares comunes y discursos ya probados (Ni perdón ni olvido, no queremos a Obama en Chile, Termoeléctricas y apague la TV) y se pierde el ritmo.  Pero 'En Paro' (Makiza) es la mejor canción de protesta que se ha grabado en Chile y está noche sonó más sólida que nunca, como un clásico.  Una hora de show y un bis con 'La Rosa de los Vientos' para la despedida de una mujer que hace música en Chile para el mundo. 

Ana Tijoux la hace y se lo merece. Y Ana tiene rap, hip-hop, pop, música y actitud en serio. Lista para competir en ligas mayores donde hacer un show no es un juego y sólo quedan los que están haciendo canciones de verdad, y a juzgar por lo demostrado el disco '1977' es sólo el punto de lanzamiento de lo que va a alcanzar Ana Tijoux en los próximos años. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario