28 abr. 2010

AMÉRICO NO GANÓ EL ALTAZOR, PREMIO YETA DE LA MÚSICA CHILENA

Justo en medio de su primera etapa de exportación el cantante Américo fue nominado a los premios Altazor 2010 en la categoría 'Pop'. Para su suerte no ganó, porque después de ver la lista de ganadores anteriores pareciera que el galardón de más mala suerte que proyección (Mamma Soul, Matahari, Quique Neira, Pablo Herrera, Alexis Venegas).
Anoche se realizó, en nombre de los artistas y sus pares, la cada vez menos influyente premiación. Una ceremonia que se caracterizó -más que nunca- por la pésima calidad de sonido y dirección televisiva (Chilevisión). Con pobres montajes inspirados en los cabarets, la actuación de Douglas con Irene Llanos (al más puro ROJO Vip) y una extraña performance del dúo Mawashi. Mientras Cecilia Echeñique, como maestra de 4to medio buscaba a los ganadores entre los invitados, entregando premios a los ganadores que eran anunciados desde el escenario por Mario Mutis (Los Jaivas) y Ana Tijoux, para la categoría música. Ganaron De Kiruza, Daniel Muñoz y los 3x7 Veintiuna y Sinergia en las categorías populares . Todo en un programa menos producido que matinal de canal evangélico.
Lo que vendría después no sería ninguna sorpresa, se repitió hasta el cansancio que este es "el premio más importante" entregado por "los pares". Se premiaron artistas de distintas disciplinas y categorías, anunciados por figuras del "ARTE Y ENTRETENCIÓN" como el cineasta Jorge Olguín y el fotografo Jordi Castell, con inútiles llamados públicos de paso; Olguín pidió más apoyo para el cine y Castell que no se compare a curas con pedofilia.
Impresentable que la única premiación de este tipo en Chile se maneje a este nivel, un evento técnicamente pobre, mal dirigida y desubicados conductores, todos tratando de darle glamour a una ceremonia, que salvo los artistas, no tiene nada en común. Y para la falta de debate, que se necesita, los medios de comunicación que cubren el evento no cuestionan y se limitan a publicar la nomina de ganadores.
Por eso Américo no asistió ni tampoco necesita del premio, lo suyo está en la música, en el trabajo en vivo y está dedicado a un exigente trabajo de proyección internacional, donde este premio poco y nada importa. Su disco es uno de los más vendidos en las tiendas y el cantante continúa con su gira de presentaciones en vivo, además esta semana estrena una nueva canción como adelanto de su tercer álbum. Y tal como ocurrió con Manuel García, nominado a los Altazor 2009 (ver), parece que no ganar un Altazor es una buena señal de que van por buen camino en la música. Mientras otros músicos necesitan de este tipo de encuentros para sacar la mejor pinta y mostrar que están activos en un público masivo que hasta ahora y por años les ha sido indiferente.