11 mar. 2010

GERMAÍN DE LA FUENTE SACÓ LA VOZ POR LOS ÁNGELES NEGROS

"Esto duró menos que mi primer pololeo" dice Germaín de la Fuente, el histórico vocalista (1968-1974) de Los Ángeles Negros que anoche cancelaron su presentación en la Sala SCD finiquitando la gira de reencuentro del grupo chileno más importante de la canción popular.
Argumentando diferencias internas en medio de su presentación el cantante explica la ausencia de sus ex compañeros de banda en el escenario. Germaín de la Fuente fue el único integrante original que decidió cumplir con su compromiso con el programa Movistar Música y con las más de 70 personas que llegaron al recinto. "Es que ellos no actúan para menos de 4 mil personas" ironizó el cantante.
Germaín rearmó a Los Ángeles, la banda que lo ha acompañado hasta antes del anunciado retorno de Los Ángeles Negros el pasado 14 de febrero (dos integrantes de la banda con la que se presentaron en el Teatro Caupolicán lo siguen acompañando) y presentó en vivo un extenso cancionero de amor y pasiones, como la figura más recordada del emblemático grupo.
Por supuesto que la voz de Germaín ya no alcanza la nitidez de las clásicas grabaciones y en gran parte ha perdido sustento, sin embargo su inconfundible estilo interpretativo no decae en ningún instante, y es él quien sigue dirigiendo una correcta banda soporte, y revisa con propiedad algunas de las más consistentes canciones de amor de la música en español.
A un costado del escenario emocionado lo aplaudía Zalo Reyes, Germaín de la Fuente, con profesionalismo y esa humildad que tanto la hace falta al rock chileno, saluda y agradece la presencia del 'Gorrión de Conchalí', el público lo aplaude entre vítores. En ese y otros momentos como "Tú y tu mirar,yo y mi canción" el cantante consiguió mucho más de lo que pudo haber sido cancelar una presentación cuatro horas antes porque no habían más de 50 entradas vendidas. Por sobre la deserción de sus compañeros y las diferencias que pudo o no tener el sonido actual de su voz y de la banda que lo acompaña, en esto prevalece el carácter, experiencia y dominio que posee uno de los vocalistas más influyentes de la música popular chilena (Jorge González, Álvaro Henríquez, Álvaro López lo reconocen). Eso que no se compra, vende, arrienda, que no enseña en las escuelas de música ni se baja de Internet.
Aunque a lo largo del continente existen varias formaciones de Los Ángeles Negros vigentes, la historia del grupo ya está escrita desde hace décadas, una insignia en el cancionero pop que no va a cambiar por un concierto más o un show menos. Y lo cierto es que entre todas las versiones posibles de bandas que interpelan la titularidad del nombre es Germaín de la Fuente quien con más certezas y dignidad musical tiene el derecho de reinterpretar esas mismas canciones que con su voz entrañable y estilo propio llevó al grupo a lo más alto de la música latina hace 4 décadas.
Y lo mejor de que 40 años después el cantante mantiene intacto su amor por la música y su pasión por las canciones, ese magnetismo que resulta más intrigante, emotivo y valioso que un simple gran cantante.