31 ago. 2009

CHILE: PAÍS DE TALENTOS

Uno de los mayores líderes jóvenes de la última década, protagonista del movimiento estudiantil más sólido de los últimos 40 años en Chile reaparece en pantalla para sumarse a un reality de obedientes uniformados en el canal nacional. El mismo programa del que se fue expulsada una de las rockeras más adorables de la música chilena, la vocalista de Elso Tumbay. ¿Es que esto es lo único que le pudo ofrecer la televisión a dos personas que, sin lugar a duda, pudieron aportar más que caídas y peleas de encierro?
Hace unos días estuvo Nicole en el programa Chile País de Talentos de Canal13 donde fue invitada como jurado y no se le permitió tocar en vivo junto a su banda. Pero si hay espacio para darle pantalla a un concursante que había sido eliminado en el capitulo anterior y que con cero talento volvía a probar que podía tocar en vivo con una banda de apoyo. La música y el talento tiene pantalla en la TV chilena siempre cuando sea como circo. Todo esto coincidiendo con la celebración de los 50 años del canal católico donde constantemente se ha recordado el éxito del estelar musical Martes13, uno de los más vistos en la historia de su programación.
Lo de Carola Sotomayor en "Pelotón" es una pena. No porque saliera de pantalla el personaje más adorable del programa, sino que no se explica qué tenía que ver ella en un reality junto a gente que está dispuesta a todo por tener pantalla. Yo que escucho Elso Tumbay hace años no me lo creí hasta que la encontré durante el zapping. No la puedo juzgar pero su voz ahora me suena distinta, no tan cálida ni explosiva como sonaba en el precioso disco "Niño Planta" (2004). Siento que me quedé sin banda chilena favorita. Y es una pena que la TV ni las radios le hayan puesto más atención antes a un grupo que puede sonar muy bien y aportar mucho más que los gritos y personalidad de su cantante.
Julio César Rodriguez justificó un Fondo de la Música porque permite que grupos chilenos toquen una canción en su estelar de ZonaLatina, siempre cuando logren pasar por el criterio de los periodistas que trabajan junto a su ego, porque él de música no sabe nada. Y los grupos o solistas invitados cantarán entre lo que digan modelos y uno que o otro personaje de la pobre farándula que van de entrevistados al programa favorito de "Intrusos". La música en la TV chilena es un adorno y las ideas se compran o venden según lo que dice la portada de LUN.
Para la prensa local el beso lésbico entre modelos es más importante que el próximo concierto, disco o premio de cualquier artista chileno, y la falta de argumentos le permite a muchos denominar como artista a cualquiera que se quita la ropa y que controle mejor las caderas que la lengua. Por eso muchos son los creadores, músicos, actores, protagonistas que se meten a un reality para no ser olvidados. Aunque de verdad si realmente han hecho algo importante no es el momento de discutirlo porque hay otros modos que eso se va a reconocer (Nunca más a un ROJO VIP). El punto está en que la TV sigue siendo el medio más influyente y cercano para la mayoría, y que se están haciendo y deshaciendo muchas cosas en pantalla a causa de gente que sólo intenta salvar lo que queda del día y que tienen que trabajar para comer. Pero a veces la ambición es mayor y no basta con lo que se tiene y se venden las ideas, se arrienda el talento o se presta la vida por un poco más.
Chile es un país de talentos, pero no más que los que hay en cualquier otro lugar del mundo, los chilenos no somos ni más ni menos especiales, sólo somos chilenos, y la TV es el reflejo de lo tonto que podemos llegar a ser. Y de seguro lo mejor que tenemos todos y cada uno de nosotros es precisamente todo eso que no se ve a través de una pantalla y que jamás vamos a descubrir haciendo zapping.