22 ene. 2009

NOVENTA Y SIEMPRE

Días de verano y siento más melancolía que la que viví en el último invierno. ¿Será porque esta vez estoy solo o es una causa de la ansiedad? Busco respuesta en la música y entre mis discos favoritos encuentro canciones del recuerdo, dulces y luminosas, como las de The Sundays, 10,000 Maniacs y The Cranberries. ¡Más noventero no puedo ser! Me reencuentro con el "BuenInvento" de Julieta Venegas y me estragulo con las canciones. Qué buen disco ese, siempre pensé que sería el mejor disco de su carrera y que jamás la mexicana volvería a escribir algo tan honesto. Y asi fue. En los 2000's se volvió alegre pero también más fome. En los 90's una generación completa se fue pa´dentro. Muchos queriamos ser guapos y rebeldes como Kurt Cobain, pero se mató y sus canciones se convirtieron en himnos juveniles, y los adolescentes nos quedamos con el feo y deprimente de Tom Yorke, y de vez en cuando bailabamos con la fea de Bjork. Todavía escucho Ace Of Base, Ariztia, Laura Pausini, Alanis Morissette, Tori Amos y a Tricky, y me niego a dejar los discos noventeros atras. ¿Será que me niego a crecer o es que sigo pegado a un buen recuerdo? o tal vez a una época donde el amor era un utopía y no un ejercicio donde el ego es lo más importante. Me ha pasado los últimos 7 años tratando de ser lo más honesto posible conmigo mismo y con el resto, lo que me sirvió para despejar la garganta, la cabeza y el cuerpo, pero aún no entiendo muchas y tantas cosas, de esas que no te enseñan en los colegios ni con las que hablas con papá. Y me quedan muchos silencios y ruidos que resolver, y pienso que tal vez estas canciones de una epoca me transporten a un tiempo sin tanto prejuicio y temor como el que, con toda la seguridad que puedo tener, sigo sintiendo. Y aunque tengo familia, amigos y bastante trabajo no logro concentrarme, siento que he perdido las prioridades y me veo como "el tipo desnudo de la plaza". Frágil, herido y desorientado que no sabe como recuperar lo extraviado o como empezar de cero. Que no vuelvan los 90's pero que nunca los llegue a olvidar. Una epoca donde aprendí mucho sin internet, donde no dependía de mi computador y donde la buena música se conseguía en tiendas donde se podía conversar con el vendedor. Ahora el mercado, el mundo, el sistema y los formatos cambiaron, y peor aún, las personas nos hemos transformado en seres formateados y egoistamente autonomos, ajenos al contacto, al tacto y a la experiencia, con más recursos pero más solitarios. Lo bueno que para esto y otros tantos periodos la música sigue siendo una sana compañía, como hace 50, 30 o 2 años, son las canciones las que le han dado sonido a la vida, a nuestra práctica del vivir, con más o menos razones, el pop de los 60's sigue vivo y el de los 90's no lo podemos perder. Nunca es tarde para reencontrar o reedescubrir mucha música, y ojalá que tampoco nunca sea tarde para reinventarse uno mismo.