29 nov. 2008

MÚSICOS REINTERPRETAN A GABRIELA MISTRAL

"Almácigo (músicalización de los poemas inéditos de Gabriela Mistral)" es una obra publicada por el sello Chile Profundo que reune a algunos de los nombres más interesantes de la nueva canción chilena. Se trata de 10 textos originales de la premio Nobel que han sido versionados en voz y música por notables exponentes del género cantautor, que en algunos casos intervinieron los textos en sentido de la interpretación. El disco comienza con "Cosas" de Rosario Mena, cantautora que se apodera del texto y expone su voz con propiedad sobre delicados arreglos de composición (escuche AQUI). En "Ritmo de Venado" Mauricio Redolés al borde de la emoción y Arlette Jequier (ex Fulano, actual MediaBanda) luce su destreza vocal en "Niño Tendido". Continúa Manuel Sánchez y "La Palabra" acentuando el carácter y sentido de las canciones. Y aparece Colombina Parra, sin Los EX, rasguñando la guitarra más dulce que nunca cantando "Nostalgia", para llegar a uno de los momentos más brillantes del disco, "Selva", en el relato de Gonzalo Henríquez (de González y Los Asistentes). Carlos Cabezas aparece con "La canción" en clave pop electrónico, el mejor momento del disco con un agradable estribillo infantil en voz de su hija cantando "tal vez vine para ser suya, creí que para la pasión". La voz de Eli Morris tan pura como siempre cantando "Ganas tengo de hablar", rompiendo el silencio. Leo Quinteros canta "El Herido" y Eduardo Peralta (a dúo con Carmen Prieto) interpreta "Azúcar", cada vez más cerca de la tonada. Una cuidada y comprometida producción, a cargo del músico Mario Rojas y la gestora cultural Cecilia García Huidobro, logra un resultado de excepción entre los homenajes colectivos que se han dedicado a la obra de un artista chileno (Pablo Neruda, Violeta Parra, Los Jaivas, por nombrar algunas producciones cojas). En este caso se trata de un archivo sin proyección comercial para los involucrados, a pesar del reconocimiento popular de quienes participan, es un trabajo que busca recuperar parte importante de un legado artístico que ha sido abandonando por las instituciones, y que pretende renacer a través de este tipo de gestos como la reinterpretación musical. "Me parece que es una buena manera de poner en su lugar a artistas que se lo merecen, es una simpática demostración de cariño por un creador que demostró traspasar las barreras del tiempo" explica Colombina Parra. "Todo lo que se haga para proyectar el patrimonio y mantenerlo vivo y no como un legado que se archiva en el pasado, es positivo. En el caso de los discos colectivos se cumple el objetivo de llegar a los distintos públicos de los diferentes artistas, lo cual amplía el espectro de quienes valorizan la obra de tal o cual artista" dice Rosario Mena. "Me parece interesante como músico el desafío de cantar palabras de la Mistral, es un trabajo más profundo que un cover, implica trabajar el texto desde el silencio, no existe más línea melódica que la que te da el poema" comenta Leo Quinteros. Para más información sobre este disco deben escribir a corporacion@patrimonio.cl