10 abr. 2008

La Cultura de los Derechos

"El mercado de la banda ancha genera ganancias por cientos de millones de dólares, es lógico que la SCD se sienta con derecho a exigir la parte que le corresponde" declaró Santiago Schuster, abogado, fundador y Director General de la Sociedad del Derecho de Autor (SCD) en Revista Capital en diciembre pasado.

"Seamos todos sinceros, ¿para qué necesitamos todos una línea de ADSL de no sé cuanto gigas? ¿Para mandar e-mails? Telefónica sabe que el 80 por ciento del volumen de tráfico en sus líneas es descarga de archivos" dijó hoy Ángeles González -Sinde, Presidenta de la Academia de Cine de España. En un artículo publicado por el diario ADN insiste "La Propiedad Intelectual genera mucho volumen de negocio y tener ideas es un patrimonio muy importante como lo son las patentes industriales", frente al debate que existe en torno al CANON digital, una de las discusiones más intensas de los últimos meses en los distintos frentes políticos y culturales de España.

Estas posibles modificaciones, que plantean las sociedades y algunas organizaciones de artistas, en el caso de que se convierta en un cobro para las empresas que entregan el servicio de conexión de internet, claramente serán recuperados a través del aumento en las tarifas de los clientes, algo que fácilmente puede ser camuflado como "la mayor velocidad de banda ancha y mejorías al sistema". Como está es una discusión entre empresas, todo se trata de platas. Más o menos dinero, para usuarios que compran o bajan archivos por internet.

Si bién los derechos autorales son considerados patrimonio y legalmente existen razones para custodiarlos, internet fue más rápido que ellos y difícilmente logren mejorar su velocidad con propuestas como estás. El resguardo intelectual de nuestro país tiene la misma ley desde hace 3 décadas, cuando internet no existía, y su actualización (que permanece en el Congreso) está concentrada en argumentos que en la práctica no serán bién recibidos por la ciudadanía, la misma que se queja porque le cobrán un CANON pero compra calladito cuando le suben el valor de los cigarrillos.

Finalmente todo esto es un problema cultural. No existe una educación en Chile que nos permita diferenciar un libro de un paquete de papas fritas, todo es un producto, y los productos sólo se consumen. No se valoran los antecedentes artísticos porque tenemos un patrimonio contaminado, explotado y censurado históricamente, así que el valor es nulo, impensado e impagable para una mayoría nacional, que ha demostrado en todos los eventos artísticos que asiste siempre cuando sea gratís.

El arte no es valorado ni lo será mayoritariamente porque la gente sólo quiere divertirse, después de cumplir con una jornada laboral -preferentemente- injusta. Por eso "Morande con Compañía" funciona, no porque la gente sea tonta, sino porque se puede dar el gusto de reírse con lo patético que podemos llegar a ser los seres humanos. Mientras que los noticieros se pasan 25 minutos hablando con políticos que sólo explican sus conflictos partidistas, algo que sólo le interesa a los involucrados. Y el único momento del año que el arte puede reconocerse en una premiación los artistas se tratan de lucir con un discurso populista restando valor a lo que se intenta cumplir, que es premiar y valorar el desarrollo de las artes, sin embargo siguen demostrando que las artes en Chile están para unos pocos y esos pocos se aplauden entre ellos mismos, sin representación popular.

La cultura está en la banda ancha, los usuarios tienen acceso a obras de todos los rincones del planeta, incluido Chile, pero la mayoría busca fotos de Britney Spears desnuda o baja su disco, no a María José Quintanilla. Hay un conflicto con nuestra identidad, con el modo de ver y hacer las cosas, una de las peores herencias del régimen militar quizás, o quién sabe, y todo esto viene de mucho antes. La gente no va a pagar por algo que ya ha tenido gratis antes y menos si el cobro -indirecto- viene de los "artistas", liderados por un músico que no marca un hit desde el año '81 y otro que no vende conciertos desde que es solista.

¿Dónde están los intelectuales o los pensadores de este país?, ¿qué hacen para cambiar esto? Seguramente se siguen leyendo esos textos del año 20 para buscar el modo de reivindicar a la izquierda. ¿Y los columnistas de qué escriben? especulan candidaturas presidenciales y luego se hacen participes con aportes económicos a las campañas (usted ya sabe a quién me refiero). Todo esto está viciado. Necesitamos discutir pero hay más intereses que ideas.

Eso hace que usted y yo, señor lector, paguemos por todo, incluso por aquello que no sabemos. Y sabe qué, nos están jodiendo hace rato, y en realidad usted tiene que animarse y defender lo que -aparentemente- es propio, como todos, derechos privados, intelectuales, humanos, civiles, jurídicos, ambientales, políticos hasta el derecho natural que nos da o nos quita la vida (yo soy pro-aborto, eutanasia, divorcio, matrimonio homosexual, inseminación artificial).

Si nos cobran un CANON usted no se preocupe, sepa que hace rato nos están cobrando más de lo debido y pagamos mucho por cosas que podrían costar menos. La cultura de los derechos, nos dijieron que podíamos reclamar pero nadie nos enseñó cómo.
-------------------------------------------------------------
LINKS