27 may. 2007

Pongase la Camiseta

Se sabía lo que vendría, a sólo días de su debut en el mercado el segundo álbum de Gepe provoca, por un lado, el fervor de la prensa musical y contradictoras opiniones en foros como el del portal especializado Super45. El artista local más valorado de los últimos años presenta “Hungría” en medio de altas expectativas que lo acreditan como el símbolo de la nueva canción chilena. Gepe, por su lado, tiene méritos de sobra para destacar de la manera que se ha producido. Desde su llegada a la escena oficial en el 2004 hasta este, su segundo álbum, su crecimiento ha sido de manera natural y coherente a su autoformación como artista. Y si bien el fanatismo exacerbado de algunos ha provocado duros cuestionamientos de otros, lo único importante es el resultado que Gepe consigue a través de su obra, rompiendo códigos editoriales en los principales medios de comunicación donde ya se le identifica, quizás apresuradamente, como un nuevo antecedente.
Este 2007 se han estrenado una decena de interesantes nuevos discos nacionales, entre los que sin duda “Hungría” (Quema Su Cabeza) destaca por su personalidad y reinvención musical por parte de un joven talento que desde el pequeño circuito under se vincula hoy como una Personalidad del nuevo rock chileno. Por su parte la banda de hip-hop Colectivo Etéreo coincide con el dinamismo autodidacta y desprenden talento en su debut “¡JniaaA!!!” (Neurotyka), mientras que el rock disidente de The Ganjas se supera a si mismo en su más reciente registro “Daybreak” (Algo Records). Aunque hasta la fecha, “Cocodrila” (INDEP) de Los Ex parece ser el álbum más contemporáneo e interesante del rock local 2007. Convertidos en power trío la banda agita los sentidos con 13 nuevas canciones en clave punk rock. Por su parte la cantautora Rosario Mena representa un nuevo antecedente en la canción de autor con su tercera obra “Perpetua” (INDEP). A diferencia de lo que algunos puedan pensar el mainstream ya no existe en Chile. Los Tres, Lucybell y Nicole son artistas independientes, con mayor reconocimiento pero que al igual que los ya mencionados Gepe, Los Ex o Javiera Mena están en igualdad de condiciones para difundir y promocionar sus trabajos. La venta de discos es cada vez más irregular por lo que la única forma de diferenciarse de los pares es el tipo de trato que consigues para poder distribuir tu trabajo, ya sea en formato álbum o digital. Y otro rol fundamental para estos tiempos es el desempeño de los representantes que tienen la difícil misión de conseguir mayores espacios en los medios de comunicación que puedan favorecer la evolución comercial del artista. Un ejemplo claro, es la participación de Carlos Fonseca (mítico manager de Los Prisioneros y los comienzos de La Ley) en las carreras de Anita Tijoux y los debutantes Teleradio Donoso, convertidos actualmente en el nuevo capricho de la prensa musical chilena. Algo similar a lo que ocurrió hace un par de meses con el segundo disco de Perrosky, que claramente y a pesar de los esfuerzos de algunos periodistas dedicados no prospera más allá de un pequeño círculo de amigos y seguidores, no precisamente por falta de talento, sino por la poca proyección de su formato. Las obras ya están disponibles y la discusión esta en marcha. Gepe encabeza la lista con más aplausos que críticas, mientras Los Ex refrescan el medio ambiente capitalino con más honestidad y menos amigos influyentes que otros, definitivamente sobrevalorados. Y para los próximos meses se espera el debut de Francisca Valenzuela, Sergio Lagos (repercutiendo el debate), Pedro Frugone, Golem, Denisse Malebrán, Leo Quinteros, Carlos Cabezas y Joe Vasconcellos competirán por más centímetros de cobertura periodistica en vísperas de un mayor y mejor reconocimiento. La música esta en aire, pero no dejemos que los talentosos se pierdan en el cielo, hay que vivirlos en el aquí, para el presente. Ahora es cuando, "Usted, pongase la camiseta que más le guste".